DataChaco DataChaco

Los padres lo criaron bien

Por Juan Carlos Tuyaré

Reflexiones 15 de enero de 2023
Juan Carlos Tuyaré.
Juan Carlos Tuyaré.

Los canales de televisión de difusión nacional tienen como estrategia comunicacional repetir las noticias cada media hora; y con más razones aquellas que acaparan la atención de todo el país.

Dicha estrategia se utiliza ahora, en momento que se lleva a cabo el juicio oral que determinará qué tipo de condena tendrá cada uno de los ocho jóvenes, que actuando en conjunto, mataron a Fernando, otro joven de la ciudad de Zárate, provincia de Buenos Aires. El hecho ocurrió en Villa Gesell, el 18 de enero de 2020, y desde ese mismo momento los imputados están privados de su libertad, a la espera de lo que determine el veredicto de los jueces; y ante el sufrimiento de sus padres.

Distintas opiniones sobre el caso

A raíz de este juicio comenzaron a conocerse un sin número de opiniones respecto a la conducta de quienes son los acusados del asesinato. Mucha gente repite que, seguramente, los padres de los acusados, han educado correctamente a sus hijos; pero que luego, en su juventud, torcieron su conducta juntándose con otros de parecida condición y con los resultados ya conocidos.

Analizándolo desde el punto de vista bíblico, la directiva divina advierte a los buenos que no deben juntarse con quienes no lo son, porque pervertirán su camino.

Lo que se debería hacer

Específicamente, existe una sugerencia divina que señala: “Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no desprecies la dirección de tu madre; porque ambas cosas serán un adorno de gracia en tu cabeza y como un collar en tu cuello. Hijo mío si los pecadores te quieren engañar, no consientas. Si te dijeren ven con nosotros; pongamos asechanza para derramar sangre, acechemos sin motivo al inocente; no andes en camino con ellos, porque terminarás mal”. Ahora bien, para que esta sugerencia se cumpla, primero se debería poner por práctica otra, dirigida en este caso a los padres, que señala: “Instruye al niño en su camino, y aún cuando fuere viejo no se apartará de él”.

Si los padres no instruyen al niño con la palabra de Dios, es imposible que cuando fuere adulto tenga una conducta buena. El problema es que la mayoría de los padres no conoce el texto bíblico y tampoco tienen interés en conocerlo, porque cuando fueron niños no se lo enseñaron.

Cuando hacerlo

Existe un período de tiempo en el cual es necesario enseñarles a los niños. Comienza cuando nacen, crecen y llegan hasta los 12 años. Si no se les enseñó en ese período, cuando ingresan a la escuela secundaria sin aquella instrucción, no están capacitados como para rechazar las malas compañías. Es allí donde nacen las malas influencias para la conducta.

El texto bíblico enseña que los cristianos deben congregarse y llevar con ellos a sus hijos desde que nacen, porque irán creciendo en un ámbito distinto al de la calle. La diferencia entre hacerlo y no hacerlo, es el resultado de lo que estamos viendo en el juicio
de Villa Gesell.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail