DataChaco DataChaco

Caso Báez Sosa: las uñas de Fernando tenían ADN de Blas Cinalli

Así lo confirmó un perito que declaró este miércoles, en el juicio por la muerte del joven. Además, había sangre de la víctima en 17 prendas de los acusados.

Sociedad 11 de enero de 2023 DataChaco DataChaco
rugbiers_baezsosa

Este miércoles se llevó a cabo la octava audiencia del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes en enero de 2020, a la salida del boliche Le Brique, en Villa Gesell.

Durante esta jornada declararon peritos que analizaron el contenido de los celulares de los rugbiers, como conversaciones de chat, búsquedas en Google y también fotos e imágenes.

Además, también se presentaron peritos genetistas, como los que les hicieron las pericias toxicológicas y quienes extrajeron muestras de la ropa de los imputados. Entre ellos, se resaltó el testimonio de César Guida, quien confirmó que el cuerpo de Fernando Báez Sosa tenía ADN de Blas Cinalli, en la uña del meñique izquierdo, y aclaró que se encontró también el de una persona más que no pudo establecer.

Asimismo, Guida explicó que analizó más de 150 ítems, y detalló que de los resultados se desprendió que varias prendas de los acusados contenían un perfil genético idéntico al de Fernando Báez Sosa, principalmente en la zapatilla de Thomsen, y también una camisa negra, un jean azul Rusty, una camisa floreada blanca, un pantalón de gabardina, un jean clásico, unas zapatillas Cyclone, unas zapatillas verde Nike, una camisa negra estampada, y un pantalón de gabardina gris. También, Guida analizó la camisa y el pantalón de Fernando.

Además, estuvieron presentes algunos policías que secuestraron objetos de los imputados.

Cabe recordar que el martes habían declarado expertos que peritaron las zapatillas de los acusados y uno de ellos señaló que la huella marcada en la cara de Fernando Báez Sosa es de Máximo Thomsen.

Hasta el momento, Thomsen aparece como el más complicado de los imputados por el homicidio de Báez Sosa. Además, de los dos peritos que confirmaron que la marca en la cara de la víctima se correspondía con su zapatilla, al menos diez testigos describieron cómo golpeó a la víctima mientras estaba en el suelo.

"NO PUEDO SACARME DE MI MENTE LA PALABRA 'CADUCÓ'"

La mamá de Fernando Báez Sosa, Graciela, habló tras la octava audiencia, y expresó: "No puedo sacar de mi mente la palabra caducó".

"Son muy contundentes las conclusiones de los peritos, cada día que pasa estamos más seguros de lo que venimos a buscar que es justicia", manifestó, al tiempo que aseguró que la audiencia de este miércoles "fue igual de dífícil a las anteriores, porque ver las prendas de los imputados con sangre de Fernando por tantos golpes que le dieron es muy duro". 

También agradeció a toda la gente que se acercó a darles fuerzas. "Nos nutrimos de eso para seguir adelante", afirmó, y agregó: "Siento que cada vez estamos cerca de la justicia, las pruebas son contundentes y creo que todos están implicados, espero que les den la pena máxima, destruyeron todo el cuerpo de mi hijo". 

"He pasado una noche difícil porque no puedo sacar de mi mente la palabra 'caducó' y que festejarían con vinos y flores", expresóó Graciela, y añadió: "Debe haber justicia porque asesinaron a un inocente que solo fue a divertirse con sus amigos y su novia". 

Por su parte, Silvino, padre de Fernando, manifestó: "No vengo a buscar venganza, busco justicia por Fernando porque esto no puede volver a pasar". Además, aclaró que no esperan que los rugbiers ni sus familiares hablen porque "no va a cambiar nada". 

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail