DataChaco DataChaco

Caso Báez Sosa: más testigos complicaron a Máximo Thomsen

El oficial de la Policía Científica lo señaló como el rugbier que incriminó a Pablo Ventura cuando allanaron la casa que alquilaban en Villa Gesell.

Nacionales 06 de enero de 2023 DataChaco DataChaco
juicio_baezsosa_acusados_rugbiers
juicio_baezsosa_acusados_rugbiers

Con más testimonios que complicaron la situación de los ocho jóvenes acusados, en especial la de Máximo Thomsen, finalizó este viernes la primera semana del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, que se lleva adelante en la localidad bonaerense de Dolores.

En la quinta jornada de debate declararon 11 personas, entre ellas la recepcionista de un hotel de Villa Gesell que vio cómo los rugbiers huían del lugar del hecho, la dueña de la casa que alquilaban los imputados en esa localidad balnearia, peritos y policías. 

De hecho, el comisario mayor Hugo Vázquez, oficial de la Policía Científica, aportó un dato crucial que complicó a Máximo Thomsen, ya que lo señaló como el rugbier que incriminó a Pablo Ventura

"Tuvimos que llamarles la atención para que no se rieran, que estábamos trabajando en algo serio", detalló el comisario mayor Hugo Vázquez, con respecto a la actitud de los acusados durante el allanamiento llevado a cabo en la vivienda que habían alquilado. 

Fue durante este operativo cuando secuestraron la zapatilla llena de la sangre de Fernando Báez Sosa. "Fue Máximo Thomsen", confirmó el oficial de la Policía Científica cuando le preguntaron quién señaló a Pablo Ventura como el presunto dueño de la zapatilla.

“FUE UN ANTES Y UN DESPUÉS”, DIJO LA DUEÑA DE LA CASA QUE ALQUILABAN LOS RUGBIERS

Por su parte, Julia Semsey, dueña de la casa de Villa Gesell que alquilaban los rugbiers dijo que el caso "fue un antes y un después".

La mujer, quien también declaró este viernes como testigo, contó que desde entonces encontró “dificultad” para volver a alquilar la propiedad. “La gente rechaza este tipo de cosas, es algo que golpeó mucho a todos”, concluyó.

La vivienda estaba ubicada en el Paseo 203, en el barrio Norte, cerca del histórico pinar local. En el momento del allanamiento y la detención de los rugbiers, la policía secuestró ropa, calzado y cajas con bebidas.

Los ocho imputados -Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23)- también estuvieron presentes, al igual que desde la apertura del debate oral, afrontan una acusación por la que podrían ser condenados a prisión perpetua.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail