DataChaco DataChaco

¿Qué declaró la recepcionista que vio huir a los rugbiers?

Este viernes se lleva a cabo una nueva ronda de testigos, en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa. Allí, declaró una recepcionista de hotel.

Nacionales 06 de enero de 2023 DataChaco DataChaco
juicio_baezsosa_acusados_rugbiers
Los rugbiers acusados.

Este viernes, se lleva a cabo la quinta jornada del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, donde está previsto que declaren 12 testigos.

Una de las primeras en testificar fue la recepcionista de un hotel de Villa Gesell, que está ubicado en la misma cuadra del boliche "Le Brique", en cuya puerta mataron a golpes al joven, en enero de 2020.

La misma dijo que escuchó a uno de los agresores decir "le rompí toda la jeta, viste" y "le llené la jeta de sangre", mientras pasaban frente a ella "riendo, festejando entre ellos, todos".

"Todos se sentían partícipes de ese festejo", aseguró Andrea Ranno, al declarar ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores, quien añadió que los rugbiers "venían muy exaltados, muy contentos, contentísimos y felices".

Está prevista también la declaración de Chen Naijuan, dueño del "Supermercado Marina", cuyas cámaras de seguridad captaron a cinco de los jóvenes, y también registraron el momento en que fueron interceptados por efectivos afectados al Operativo Sol, minutos después de huir del lugar del ataque.

Declararán además Heraldo Rebolo, técnico en criminalística que actuó en el levantamiento de rastros de la camisa que utilizaba Fernando al momento del crimen, y Nair Irurzun, que intervino en la recolección de huellas en el primer allanamiento a la casa que alquilaban los imputados.

En tanto, en la audiencia se definirá si se solicita o no el testimonio de Walter Tolosa, sereno de un inmueble ubicado a metros de esa vivienda.

Además, los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García definirán durante la audiencia si prescinden o no del testimonio de dos personas que fueron testigos en el primer allanamiento a esa casa.

Se completará así una primera semana de testimonios que incluyó las declaraciones de los padres de la víctima, Graciela Sosa Osorio y Silvino Báez, una docena de amigos, policías, custodios del local bailable, un comerciante y testigos oculares del hecho, entre otros.

¿QUÉ DIJO LA JOVEN QUE INTENTÓ SALVARLE LA VIDA?

Virginia Pérez Antonelli fue una de las primeras personas que asistió a Fernando Báez Sosa luego del feroz ataque de los rugbiers, el 18 de enero de 2020, a la salida del boliche Le Brique, en Villa Gesell, y este jueves  dio un conmovedor testimonio en la cuarta jornada en el juicio que se lleva adelante en Dolores.

Aquella noche, la joven se acercó al policía Maximiliano Rosso Suárez, el primero que le hizo masajes de reanimación a la víctima y quien constató que no tenía pulso, y continuó con las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

“Vi a un chico tirado en el piso y me acerqué. Un chico de mi edad estaba arrodillado al lado de Fernando preguntando si alguien sabía hacer RCP. Como yo había hecho un curso en la Cruz Roja, me acerqué con otro chico, un civil, y le tomé el pulso. Como no tenía, le empezamos a practicar las maniobras", comenzó relatando la testigo.

En esa línea, agregó: “El chico se fue, pero llegaron dos o tres policías. Como hacer RCP cansa mucho, y yo soy muy menudita, yo los iba instruyendo con mi voz para que lo hicieran ellos. Mientras tanto, le sostenía la cabeza a Fernando y le decía que por favor se quede conmigo”.

Según la joven, después llegaron los bomberos. Le preguntaron si era enfermera y ella dijo que no, pero que sabía hacer primeros auxilios. “Ahí le aplican un desfibrilador y le hacen electro shock. Minutos después llego la ambulancia y se lo llevaron”, añadió.
 

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail