DataChaco DataChaco

Rescataron a una monja encerrada contra su voluntad

El hecho se dio en Salta. A pesar de que la joven tenía la autorización del Vaticano para su dimisión, las autoridades del convento le negaron la salida.

Nacionales 23 de diciembre de 2022 DataChaco DataChaco
monjas_eeuu
Monjas (imagen ilustrativa).

Un hecho insólito se dio en un convento de San Bernardo, Salta: una mujer que tenía la autorización del Vaticano para dirimir en su estado de monja, se encontraba encerrada en contra de su voluntad en el convento.

Pese a mediar una orden del Papa Francisco para disponer la baja eclesiástica de una religiosa, las autoridades del convento administrado por la orden de Carmelitas Descalzas, religiosas de la clausura, y dependiente del Arzobispado provincial, le negaron el libre albedrío.

La Fiscalía Penal Nº2, a cargo del doctor Ramiro Ramos Ossorio, recibió una denuncia que hablaba de una privación ilegítima de la libertad en el convento San Bernardo. Con orden de allanamiento, se ingresó al predio y la mujer damnificada fue retirada del lugar.

Al principio, las autoridades religiosas manifestaron que debían disponer de la autorización proveniente del Vaticano. Sin embargo, cuando esta documentación llegó a sus manos, le negaron la posibilidad de retirarse, al punto que desde esa institución se llegó a prohibir directamente el contacto con los familiares de la mujer.

Esta actitud hizo que la Fiscalía ordenara a la Policía que se entrevistara con las autoridades del Convento, como última oportunidad, pero no fueron recibidos. Entonces, el fiscal Ramos Ossorio solicitó al Juzgado de Garantías en turno una orden de allanamiento para el predio. Con la intervención de la fuerza pública y la colaboración de Bomberos, se logró ingresar al edificio sin forzar el acceso.

Ya en el interior, entrevistaron a la mujer damnificada, quien ratificó su intención de retirarse del lugar, por lo que fue trasladada a un lugar seguro.

El Fiscal explicó que las actuaciones continúan su trámite y que dispuso el cumplimiento de numerosas medidas tendientes al esclarecimiento del hecho denunciado.

EL CRIMEN DE AGUSTINA NO FUE UN ROBO

El crimen de Agustina Fernández se dio a conocer a nivel nacional, luego de que su amigo denunciara que la había hallado muerta en su departamento, después de que él bajara a hacer unas compras. La joven murió en julio de este año, en la ciudad rionegrina de Cipolletti.

Sin embargo, este jueves el joven fue detenido como sospechoso del presunto femicidio, luego de que los investigadores analizaron "cientos de horas" de filmaciones de cámaras de seguridad y procesaron el resultado de "numerosos peritajes", entre ellos un estudio de ADN y un informe sobre las comunicaciones realizadas por el joven al momento del crimen de la estudiante universitaria pampeana.

Fuentes judiciales identificaron al detenido como Pablo Parra, quien alquilaba el departamento en un complejo ubicado en la calle Confluencia al 1.300, de esa ciudad del Alto Valle de Río Negro, donde las autoridades encontraron el cuerpo de Agustina. El hombre será sometido este viernes a una audiencia de formulación de cargos por parte del fiscal del caso, Martín Pezzetta.

El caso, en el que se investigaba un homicidio en ocasión de robo y hasta circulaba por parte de la Justicia un identikit de un sospechoso, dio un vuelco en las últimas horas luego de que el fiscal Pezzetta recibiera el resultado de "múltiples informes de médicos forenses".

Según un comunicado del Ministerio Público de Poder Judicial de Río Negro, para solicitar la detención de Parra el fiscal tuvo en cuenta "los resultados comparativos de ADN y el análisis de prendas de vestir de la víctima".

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail