Data Chaco Data Chaco

Día Mundial del Soltero

¿Cuál es la verdadera historia de esta celebración? La autora Kitty García explica cómo surge y cuáles son los problemas que acarreó en el país de origen.

Opinión 11 de noviembre de 2022
Día del Soltero.
Día del Soltero.

Por Kitty García.

Este pareciera ser el día más divertido, de la gente más divertida y del estilo de vida más divertido del planeta: el Día Mundial del Soltero. Pero ¿cuál es la verdadera historia de esta celebración?

Un 11 de noviembre de 1993, un grupo de jóvenes chinos dio comienzo a este “festejo” que, año a año se fue popularizando, dando así visibilidad a su realidad: un estado civil impuesto por una sociedad donde la población femenina es muy escasa con respecto a la masculina (hay 3 mujeres cada 10 hombres). Y ello, como consecuencia de políticas de Estado que influyeron y alteraron la vida sexual de los ciudadanos chinos.

En 1979, para hacer frente a la superpoblación, el gobierno impuso a las familias la restricción de tener un solo hijo. Ya saben ustedes todas las secuelas que eso acarreó: todo el mundo quería que ese hijo único fuera varón, por las mejores perspectivas de vida, trabajo, etcétera, para el género y porque aspiraban a que se hiciera cargo de sus padres en la vejez; miles de niñas fueron asesinadas o abandonadas en la calle; algunas sobrevivieron en orfanatos y otras abortadas, en los casos en que la embarazada tenía la posibilidad de saber el sexo por ecografía.

Las consecuencias de esas reglas saltan desde hace un tiempo a la vista: población altamente envejecida, sin personas que cumplan los roles de cuidado -que siempre estuvieron en manos de las mujeres- y gran cantidad de hombres que, aunque quieren, no consiguen pareja. En el año 2015, el gobierno chino, tratando de revertir esta situación, elevó a dos el número de hijos y en el 2021 a tres ¿Se recompondrá con eso el equilibrio? No lo sabemos.

Por eso, este es un día excelente para reflexionar. La sexualidad es un ámbito de poder, como decía el filósofo Michel Foucault, quien establece autoridad sobre la sexualidad, domina las mentes, los cuerpos y la sociedad en general.

Durante muchos siglos, la autoridad estuvo dada por la religión, a través de su moral: virginidad para las mujeres hasta el momento de casarse, matrimonio para toda la vida, luego sexo reproductivo sin métodos anticonceptivos de por medio -salvo el Billinghs- , censura total al autoerotismo, heterosexualidad a rajatabla, etcétera. Y como toda autoridad se ejerce en base a premios y castigos, el cielo y el infierno te esperaban; mientras tanto, aquí en la tierra, la culpa y los prejuicios hacían su parte.

Afortunadamente, la razón y la ciencia van desplazando al dogmatismo del siglo XX. Imagínense qué hubiese ocurrido con la pandemia del SIDA en los 90 si la gente hubiese seguido sin usar preservativo, y actualmente la sexualidad corre por caminos más libres; aunque siempre existirá la normatividad, actualmente en manos del Estado.

En nuestro país vamos logrando desde hace varias décadas excelentes leyes que hacen al respeto de los derechos sexuales y reproductivos. Pero… aquí quería llegar: me preocupa una parte de la Ley 26.130, que establece que a partir de la mayoría de edad (16 años) los jóvenes pueden acceder de manera gratuita y autónoma, es decir, sin el consentimiento de sus padres o tutores, a la anticoncepción quirúrgica (ligadura tubaria y vasectomía). Siendo métodos irreversibles, y teniendo en cuenta que a los 16 años nadie piensa en planificación familiar pero sí en el disfrute del sexo, ¿están preparados los jóvenes para tomar una decisión tan importante?, ¿una decisión de la cual se arrepientan o no, con el tiempo? Tomará una o dos décadas tal vez poder evaluarlo. Como en China.

La data del mundial Qatar 2022 a un click 🖱

106.5 redes-12

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail