Data Chaco Data Chaco

El presidente de Colombia llamó a terminar la guerra contra las drogas

Ante la Asamblea de la ONU, Gustavo Petro planteó que la cocaína es "menos venenosa" que el carbón y el petróleo.

Mundo 20 de septiembre de 2022
onu_petro

El presidente de Colombia, principal productor mundial de cocaína, pidió este martes a los gobierno del mundo "acabar con la irracional guerra contra las drogas", y recordó que esa estrategia que ya lleva 40 años deja cientos de miles de muertos en América del Norte y prisiones hacinadas en el resto del continente.

Así, hizo una comparación entre la cocaína, el carbón y el petróleo, y afirmó que la droga es "menos venenosa", pero es perseguida por el poder mundial.

Fue durante el discurso de presentación en las 77° Asamblea de la ONU, en el que el mandatario colombiano hacía una encendida defensa del medioambiente y demonizaba los derivados de los combustibles fósiles y la depredación de la selva. 

"La selva es vista en mi país como la maleza a derrotar. El espacio de la coca y los campesinos que no tienen más para cultivar es demonizado. Para ustedes, mi país no les interesa salvo para arrojarle venenos a sus selvas. Llevarse a sus hombres a la cárcel y arrojar a sus mujeres a la exclusión. Les interesa matar su selva y extraer el carbón y petróleo de sus entrañas", comenzó Petro.

Luego introdujo el punto de la droga, que -según dijo- servía para tapar otros problema. "Nosotros les servimos para excusar los vacíos y las soledades de su propia sociedad, que la lleva a vivir en medio de las burbujas de las drogas. Les ocultamos sus problemas que se niegan a reformar", acusó el colombiano. 

"¿Qué es más venenoso para el ser humano? ¿La cocaína, o el carbón o el petroleo? El poder ha dictado que la cocaína, y esa debe ser perseguida aun cuando ella produzca menos muertes por sobredosis. Pero el carbón y el petróleo deben ser protegidos así su uso pueda extinguir a toda la humanidad", expresó el presidente colombiano.

Asimismo, Petro afirmó que "mejor es declararle la guerra a la selva, a sus plantas, a sus gentes. Mientras dejan quemar las selvas, mientras hipócritas persiguen las plantas con venenos para ocultar los desastres de su propia sociedad. Nos piden más y más carbón. Más y más petroleo para calmar otra adicción, la del consumo, la del poder, del dinero".

"El poder mundial se ha vuelto irracional. Ven en la exuberancia de la selva, en su vitalidad, lo lujurioso", completó en su mensaje ante la asamblea de la ONU.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail