Data Chaco Data Chaco

Historias que no están de moda

Por Mónica Persoglia.

Reflexiones 05 de septiembre de 2022
persoglia_monica
Mónica Persoglia.

Por Mónica Persoglia.

Así lo contó Elena. Ella, a sus 20 años, lo sedujo a Rafael cuando sentada en un banco de una plaza, se sacó el zapato y mostró sus pies.

Cada época tuvo sus costumbres y su moda, era el tiempo del uso de las medias que cubrían las piernas, eran de muselina antes que aparecieran las de nylon. No estaba bien visto que una chica atendiera a alguien sin tener las medias puestas.

Se usaban “ligas” elásticos que las sostenían, y las mujeres de edad, se ponían las medias con las ligas debajo de la rodilla. No así las jóvenes.

Luego aparecen las medias de nylon, las con raya y las sin raya. Tener a lo largo de la pantorrilla la raya perfecta era un trabajo y una coquetería, y señal que ya se había cumplido los quince años. Existían quienes las reparaban cuando se corrían (o sea, se comenzaban a romper), cosa que era frecuente.

Luego aparecieron de moda las grises y las negras, que se consideraban seductoras.

Con el tiempo alivió la molestia de las ligas las “can can”. Pero se las ponían cuando fuese necesario, ya las piernas podían mostrarse, con las minifaldas. Pero la elegancia llevaba acompañado ese otro mito, medias negras y con talón.

Pasó el tiempo y las medias fueron un mercado importante, para los dos sexos, los creativos tuvieron un espacio para jugar con hilos y colores.

La seducción también cambió su lenguaje, su modo, como así también las formas de las piernas, de aquellas delgadas y torneadas. Las mujeres las modelaron diferentes con la gimnasia.

Cada década tuvo su lenguaje, cada tiempo tiene sus modas. Y las mujeres como Elena, se ven en los viejo films y la belleza actual se muestra espontáneamente. El cuerpo ahora no avergüenza, se lo luce, se lo expone, ya no hay picardía. Son modas del siglo 21.

La más leídas

Noticias en tu e-mail