Data Chaco Data Chaco

Perpetua para el asesino del kiosquero en Buenos Aires

Roberto Sabo de 45 años, murió el pasado 7 de noviembre tras recibir 6 balazos de Leandro Suárez, a pesar de haberle entregado todo el dinero de la caja.

Nacionales 30 de agosto de 2022
roberto_sabo_kiosquero
Roberto Sabo, el kiosquero de 45 años brutalmente asesinado mientras trabajaba.

Este martes, la Justicia del partido bonaerense de La Matanza condenó a prisión perpetua Leandro Suárez, de 29 años, el único acusado por el crimen de Roberto Sabo, el kiosquero que fue asesinado a sangre fría en noviembre del 2021.

La defensa había pedido solo 15 años de cárcel para su defendido por “homicidio en ocasión de robo”, pero el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°2, respondió al pedido del fiscal Sergio Antín, quien comprobó que no existieron forcejeos entre el atacante y la víctima, que recibió seis balazos. 

leandro_suarez_kiosquero_asesino

Por lo que Suárez fue condenado a perpetua bajo la carátula de “homicidio calificado con la participación de una menor de edad, robo calificado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma de fuego de uso civil y de guerra”.

Del lado de los abogados de la víctima, Juan Triverio consideró que Suárez actuó con un “desprecio total y absoluto por la vida humana”, de modo que celebró que se le haya dado la pena máxima. Mientras que el hijo de Roberto Sabo, Nicolás, contó que “actualmente, en el kiosco está un primo y mi abuela. Hay que seguir laburando, el kiosco sigue en pie. A mi viejo lo vamos a extrañar toda la vida”, completó en diálogo con TN.

Cómo fue el crimen del kiosquero 

En pleno centro de Ramos Mejía, Roberto Sabo tenía su kiosco "Drugstore Pato", a donde el 7 de noviembre de 2021 llegó Leandro Suárez, armado con “una pistola semiautomática 7,65 mm o similar al calibre 32, con numeración suprimida, cargada con al menos un cartucho, y un revólver calibre 22″.

Una vez en el comercio, Suárez amenazó al hombre de 45 años y, luego de extraer $10.000 de la caja le disparó seis balazos, causando su muerte inminente.

Sin embargo, su raid delictivo no concluyó allí ya que al salir, el ladrón amenazó a un taxista que lo había llevado hasta el kiosco y le robó $6.000, además de un celular y el automóvil con el que luego intentó escapar pero chocó a las pocas cuadras. Finalmente, obligó al remisero a descender e ingresar en un supermercado donde intercambiaron sus prendas sin éxito porque fueron detenidos.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail