Data Chaco Data Chaco

Boca: la reunión de Riquelme con el plantel tras la pelea Benedetto-Zambrano

El vicepresidente fue hasta el hotel y les recriminó a los jugadores por lo sucedido en el entretiempo. "Esto no es boxeo", les dijo.

Deportes 15 de agosto de 2022
boca

El cruce entre Darío Benedetto y Carlos Zambrano dejó secuelas en Boca, y hasta intervino el vicepresidente, Juan Román Riquelme, quien luego del empate sin goles ante Racing fue hasta el hotel, donde tuvo una reunión con el plantel y el DT, Hugo Ibarra.

En el entretiempo del partido en Avellaneda, aún en el campo de juego, el delantero hizo una fuerte crítica por el juego defensivo del Xeneize. Rodeado por Sebastián Villa, Martín Payero, Alan Varela y Carlos Zambrano, el delantero fue muy crítico y les dijo efusivamente: "Si nosotros estamos mirando la pelota cuando tiran los centros, nos van a hacer el gol, boludo. Tomen marcas". 

Luego tuvo una fuerte discusión con el defensor peruano, quien le respondió "cerrá el culo". Eso desencadenó en la reacción de Benedetto, que le dio una trompada al peruano en su rostro y debieron interceder sus compañeros para separarlos.

Las primeras señales de lo ocurrido se vieron en el segundo tiempo. Primero, el equipo volvió varios minutos tarde para jugar el complemento, y además, Zambrano presentó un moretón debajo del ojo izquierdo, en el pómulo. A su vez, al Pipa se lo vio con una marca en su cuello producto de un roce que le lastimó la piel.

Al finalizar el partido, tanto Bendetto como  Zambrano se retiraron sin dar declaraciones. Asimismo, según la información que se filtró en el conjunto de La Ribera, ambos se disculparon con sus compañeros en el vestuario.

LA VISITA DE RIQUELME AL HOTEL

Sin embargo, la historia no quedó allí. Anoche, luego del empate entre el Xeneize y Racing, Juan Román Riquelme arribó al Hotel Intercontinental en donde estaba alojado el plantel, exclusivamente a charlar de lo que ocurrió entre el Pipa y el defensor central peruano. 

Hugo Ibarra fue quien primero tomó la palabra en el encuentro, para aclarar los tantos y darle explicaciones a los jugadores. 

Luego, Darío Benedetto fue quien tomó la posta para pedirle disculpas a Carlos Zambrano por lo sucedido. Según trascendió, el peruano aceptó las disculpas y dijo que el episodio no debe volver a repetirse. 

Riquelme dio el cierre al encuentro y dejó frases explosivas para con los futbolistas. El vicepresidente se plantó y, haciendo hincapié en el cruce entre el peruano y el propio Pipa, sostuvo que "le faltaron el respeto al hincha" y que "cruzaron la línea, están buscando que los insulten".

Pero eso no fue todo. Riquelme fue más allá y les dijo que "esto no es boxeo" y que "los domingos tienen que tener hermandad".

Después de esta charla caliente, no se descarta que la dirigencia tome medidas disciplinarias con Zambrano y Benedetto.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail