Data Chaco Data Chaco

Causa Vialidad: "Todas las licitaciones eran una farsa"

Así lo afirmó el fiscal Diego Luciani, en la tercera jornada de alegatos en el juicio por desvíos de fondos en la que está imputada Cristina Kirchner.

Actualidad 05 de agosto de 2022
fiscal_luciani
fiscal_luciani

Los fiscales federales Diego Luciani y Sergio Mola continuaron este viernes su alegato en el juicio por presuntos hechos de corrupción con la obra pública en Santa Cruz, que tiene como principal acusada a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“Todas las licitaciones fueron una farsa”, sostuvo Luciani, al plantear su análisis acerca de las 51 obras públicas que recibieron las empresas de Lázaro Báez en esa provincia.

En la audiencia de este viernes volvió a ausentarse la vicepresidenta, quien adujo “tareas parlamentarias” en el Senado.

En su tercera audiencia de alegato, los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola aportaron pruebas para demostrar que Lázaro Báez competía contra sí mismo, en lo que catalogaron como “licitaciones ficticias”, y consideraron probado que hubo direccionamiento en todos los contratos que recibió el empresario.

Además, también apuntaron contra el hijo de Cristina Kirchner, el diputado Máximo Kirchner: “Está comprobada su participación”. Luciani mostró que el hijo de la entonces presidenta cruzó mensajes con el entonces secretario de Obras Públicas de la Nación, José López, quien lo mantenía al tanto sobre los avances de los distintos proyectos de obras para Santa Cruz.

SEGÚN EL FISCAL, BÁEZ COMPETÍA CONTRA SÍ MISMO EN LAS LICITACIONES

Los fiscales completaron este viernes el análisis de cada una de las obras que había iniciado el martes pasado, y expusieron que se presentaban las mismas empresas de Báez para competir entre sí, y que las licitaciones se abrían sin presupuesto oficial, que aprobados en tiempos exiguos.

Por ejemplo, una de esas obras fue una remediación de canteras en la ruta nacional 3, por un presupuesto de 75 millones de pesos que ganó Austral Construcciones, la empresa insignia de Báez. A esa licitación se presentaron Kank y Costilla -también de Báez- y Petersen que quedó descalificada porque presentó una oferta superior.

Como primer punto, el fiscal marcó como irregularidad que la obra no tenía presupuesto asignado cuando fue convocada. “¿Cómo iban a hacer una obra su no tenían presupuesto?”, se preguntó, y agregó que un día antes de apertura de la licitación se emitió una circular en la que se informaron las canteras a trabajar. “Eso debió estar en el pliego de bases y condiciones. ¿Cómo hicieron los ofrecimientos las empresas si no sabían qué canteras iban a remediar? Esta obra es un fantasma, nunca se hizo”, afirmó el fiscal.

Además, también analizaron la primera obra que Báez hizo en el gobierno de Cristina Kirchner. Fue la pavimentación de una ruta que se convocó de manera urgente el 21 de febrero de 2008 por la llegada de la veda invernal, pero que finalmente comenzó en 2010. “La única urgencia era solo adjudicar una obra a Lázaro Báez”, indicó Luciani, quien además remarcó que la licitación se llamó sin asignación presupuestaria.

“No hay obra que finalice en termino por la falta de capacidad de la empresa .Todas las licitaciones fueron una farsa. Hubo una cartelización organizada por el estado nacional”, resumió el fiscal Luciani en su alegato.

Tras el análisis de las 51 obras en cuestión, los fiscales continuarán con sus alegatos el próximo lunes, y luego será el turno de los respectivos abogados de los 13 acusados.

El juicio se realiza de manera semipresencial, con los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu conectados desde una sala de audiencias de los tribunales de Comodoro Py, y el resto de las partes de manera remota.

Además de la Vicepresidenta son juzgados Báez, el exministro de Planificación Federal Julio De Vido y exfuncionarios del área como José López y Carlos Kirchner, entre otros.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail