Data Chaco Data Chaco

Mensaje al cristianismo

Por Juan Carlos Tuyaré.

Reflexiones 06 de mayo de 2022
tuyare_juancarlos
Juan Carlos Tuyaré.

Por Juan Carlos Tuyaré.

En nuestra columna anterior hablábamos de cielo nuevo y tierra nueva en el contexto del fin del mundo. Habíamos señalado que, desde el punto de vista bíblico, antes del fin del mundo,  Jesucristo en compañía de los seguidores suyos que lograron perseverar hasta el fin, gobernarán la tierra por mil años. Después de eso vendrá el fin.

MENSAJE AL CRISTIANISMO PRIMITIVO

Relacionado con el fin, y si bien es cierto que Jesús no tuvo contacto personal con la iglesia porque todavía no estaba formada; una vez resucitado, por medio de su ángel, le da una revelación al apóstol Juan que estaba en la isla de Patmos y en ella le pide que escriba en un libro lo que estaba viendo y que se lo envíe a las siete iglesias que estaban en Asia: a Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.

El primer mensaje que les da Jesús a las siete iglesias es que conoce las obras de todas ellas. En otras palabras les dice que sabe lo que cada una de ellas hizo. Rescató cosas buenas y señaló cosas malas.  

A la de Efeso le reclama que ha dejado su primer amor a Dios; a la de Esmirna le advierte que vendrán fuertes aflicciones, pero que no teman; a la de Pérgamo y a la de Tiatira le dice que tiene unas pocas cosas contra ellas; a la de Sardis le dice que no ha hallado sus obras perfectas delante de Dios; a la de Filadelfia le dice que tiene pocas fuerzas y a la de Laodicea le dice que la vomitará de su boca por cuanto no es caliente ni fría, sino tibia.

Pero a las siete, en líneas generales, les dice que deben seguir con lo bueno y arrepentirse de lo que hicieron mal; porque llegará el día en que a cada una se le dará lo que merece. Y las que hubieren perseverado serán vestidas de vestiduras blancas; y no borrará su nombre del libro de la vida.

EL LIBRO DE LA VIDA

El libro de la vida es mencionado por Moisés cuando habló con Dios para pedirle que perdone los pecados de su pueblo; o de lo contrario, que lo borre también del libro que había escrito. Entonces Dios le contestó: “Al que pecare contra mí, a ese quitaré yo de mi libro”.

En relación con lo mismo; Jesús le dice a la iglesia de Sardis: “el que perseverare y venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida”. Corroborando todo, ya casi en la parte final del Apocalipsis, el apóstol Juan vio en revelación divina que los muertos, grandes y pequeños, estaban de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el que no se halló anotado en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

Queda claro entonces, siempre desde el punto de vista bíblico, que todas las personas cuyos nombres no estén anotados serán lanzados al lago de fuego. Si usted quiere anotar su nombre debería aceptar a Jesús como su Salvador personal y perseverar hasta el fin para que no sea borrado. A esta acción final; es decir, el lanzamiento de los pecadores al lago de fuego, las Escrituras le llaman la muerte segunda. Todavía podemos evitarla. 

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail