Data Chaco Data Chaco

Reino Unido: críticas a Boris Johnson por una fiesta en plena cuarentena

La policía británica está investigando una reunión con decenas de invitados en la residencia Downing St, en mayo de 2020.

Mundo 11 de enero de 2022
boris_johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson, cuya popularidad no deja de caer, está este martes otra vez en aprietos debido a otro escándalo por una multitudinaria fiesta celebrada en pleno confinamiento en los jardines de Downing Street que la policía dijo investigar.

En mayo de 2020 -casi dos meses después de declarado el confinamiento en el Reino Unido por el coronavirus, que llevó al propio Johnson a ser hospitalizado en abril en cuidados intensivos y dejó a 67 millones de británicos sin interacciones sociales-, todos los comercios no esenciales estaban cerrados y solo se permitía encontrarse con una persona para caminar o hacer ejercicio, siempre al aire libre y respetando dos metros de distancia.

Sin embargo, según el canal privado ITV News, el secretario particular del primer ministro, Martin Reynolds, envió un correo electrónico a un centenar de empleados invitándolos "después de un período increíblemente ajetreado" a "disfrutar del buen tiempo" tomando "unas copas con distancia social" el 20 de mayo en los jardines de Downing Street.

"Únanse a nosotros a partir de las 18 y traigan sus propias bebidas", decía el mensaje ahora filtrado a la prensa, que vuelve a reavivar un escándalo que el controvertido líder conservador esperaba haber dejado atrás con el inicio del nuevo año.

Según varios medios británicos, asistieron a la fiesta tanto Johnson como su esposa Carrie, que el 29 de abril había dado a luz a Wilfred, primer hijo de la pareja que ahora ya tiene dos.

LA INVESTIGACIÓN EN PIE

En un comunicado a última hora del lunes, la policía londinense dijo estar haciendo averiguaciones.

"El servicio de Policía Metropolitana es consciente de la información generalizada en relación con las presuntas infracciones de las regulaciones de protección sanitaria en Downing Street el 20 de mayo de 2020 y está en contacto con la oficina del gabinete" al respecto, anunció.

No es la primera vez que se acusa al gobierno de saltarse las restricciones impuestas a los británicos para intentar controlar la pandemia, que provocaron una muy grave recesión económica y causaron trastornos psicológicos a muchos británicos.

La revelación de que hasta 50 empleados de Downing Street celebraron una fiesta de Navidad el 18 de diciembre de 2020 y algunos después bromearon al respecto, llevó a la exportavoz del primer ministro, Allegra Stratton, a dimitir entre sollozos a principios de diciembre y a 54% de los británicos a considerar que Johnson debía renunciar.

Entre ellos figuran numerosos diputados de su propio Partido Conservador, un centenar de los cuales votó pocos días después contra el gobierno, en una rebelión de magnitud sin precedentes, por las nuevas restricciones decididas debido a la variante ómicron.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail