Data Chaco Data Chaco

Sufrió acoso en la calle, la atropellaron y perdió la pierna

Ocurrió en pleno centro de Córdoba. La joven de 17 años fue embestida por un auto que intentaba esquivar a la camioneta que frenó para acosarla.

Nacionales 29 de diciembre de 2021
milagros_amputada
Debieron amputarle la pierna por la gravedad de las lesiones.

Durante un hecho de acoso callejero, una adolescente de 17 años fue atropellada en el centro de Córdoba y a causa de las graves lesiones, debieron amputarle la parte inferior de su pierna derecha.

“Paró el auto, nos dijo cosas, y en un instante apareció el otro auto y me chocó. Tengo la imagen en la cabeza del momento en que me chocaron”, contó Milagros.

Milagros se encontraba esperando un remis en la madrugada del 16 de diciembre, en una estación de servicio, cuando una camioneta Hilux se frenó delante de ellas y desde adentro, dos personas, comenzaron a acosarlas. 

Segundos después, otro auto, de marca Peugeot 207, intentó esquivar a la camioneta pero terminó impactando contra Milagros, quien a pesar de las graves lesiones que sufrió en su pierna, en ningún momento perdió la conciencia.

“Nos quedamos calladas y ellos se quedaron frenados. En ese momento aparece el Peugeot 207 que intenta esquivar a la Hilux y me atropella a mí”, recuerda la joven.

El conductor de la camioneta Hilux es Federico Elías, basquetbolista del plantel de primera del Instituto de Córdoba, quien tras el choque, se dio a la fuga y recién 30 horas después se presentó en la Justicia. Por otro lado, el chofer del otro auto que impactó contra la joven, fue identificado como Walter Alberto Peyretti. Ambos fueron imputados por "lesiones culposas graves".

La historia de Milagros sale a la luz a pocos días de que una chica de 23 años fuera acosada y golpeada mientras andaba en bicicleta, en Resistencia.

"El sigue con su vida pero mi hija no"

La madre de Milagros, Verónica, contó que Elías le pidió disculpas a la familia, pero insistió "a mí no me sirven.  Él sigue con su vida pero mi hija no. A mi hija le falta una pierna, su vida y la nuestra cambió en un segundo. Dijeron que se ponían a disposición y nunca recibimos ni un mensaje ni una llamada ni de ellos ni del conductor del Peugeot que la atropelló”.

"Una navidad horrible"

En diálogo con El Doce, la joven reconoció que pasó “una Navidad horrible” pero que al menos estuvo con su familia, lo cual “era mejor que estar en el hospital”.

“Apenas llegué a mi casa fue un mar de lágrimas, todos me abrazaban y lloraban”, relató la adolescente.

Milagros reconoció que está medicada y necesita acompañamiento psicológico porque no puede dormir. “Duermo una hora y después me despierto, estoy con tres o cuatro medicamentos y varios calmantes para los dolores”, explicó.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail