Data Chaco Data Chaco

Crimen de Lucas González: se entregó la sexta policía que estaba prófuga

Los otros cinco compañeros de la mujer fueron detenidos el sábado por presunto encubrimiento.

Nacionales 29 de noviembre de 2021
miño_lucas_gonzalez

La policía de la Ciudad de Buenos Aires, Lorena Miño, se entregó este lunes, tras encontrarse dos días prófuga de la Justicia, por estar acusada de adulterar la escena del crimen de Lucas González y plantar un arma en el lugar, al igual que otros cinco de sus compañeros, quienes ya fueron detenidos el sábado.

Miño se presentó esta tarde en los tribunales porteños, acompañada por su abogado y quedó a disposición judicial, luego de solicitar la eximición de prisión.

Por su parte, los cinco policías que fueron detenidos el sábado, el comisario Juan Romero, el subcomisario a cargo de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 4, Roberto Inca, el comisario Fabián Du Santos, el principal Héctor Cuevas y la oficial Micaela Fariña, comenzaron a ser indagados desde las 9 de la mañana de este lunes, en los Tribunales porteños.

A su vez, hay otros tres policías presos, quienes son los imputados por el delito de homicidio calificado de Lucas González: el inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nieva.

Le negaron el pedido de eximición de prisión

El juez de instrucción Martín del Viso, que investiga el asesinato del joven, rechazó el pedido de eximición que efectuó el defensor de Miño en un video.

Durante el domingo, antes de entregarse, Miño grabó un video, acompañada del letrado, intentando desligarse del caso. “Lamento muchísimo la pérdida de Lucas pero yo no tuve nada que ver, no tuve nada que ver”, insistió. Por lo que su abogado, pidió la eximición de prisión, la cual fue, finalmente, rechazada.

El hecho

El miércoles 17 de noviembre, un adolescente de 17 años recibió un balazo en la cabeza cuando viajaba en un auto, en un confuso episodio con la Policía que está siendo investigado. Tras permanecer internado en grave estado falleció al día siguiente, y su familia decidió donar sus órganos.

Lucas y sus amigos salían de fútbol en un auto Nissan Tiida, cuando policías vestidos de civil y sin identificación les pidieron sus documentos, pero ante la sospecha de que se tratara de ladrones, huyeron, lo que derivó en una persecución, seguida de un tiroteo, donde una balas  impactó en la cabeza de González.

Los tres efectivos involucrados estaban de civil y fueron los únicos que dispararon, desde un móvil que no era identificable.

TE PUEDE INTERESAR:

¿Quién era Lucas González, el juvenil de Barracas Central asesinado por la policía?

La autopsia al cuerpo de Lucas González confirmó que murió de un tiro en la cabeza

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail