Data Chaco Data Chaco

Revés en la investigación por la muerte de la chica en el ascensor: la declaración de una testigo fue clave

Una mujer que estaba en el edificio aseguró que la joven bajó acompañada por el dueño del departamento, a quien ahora apuntan como sospechoso.

Nacionales 15 de noviembre de 2021
tragedia_pinamar
tragedia_pinamar

Durante la madrugada del domingo, Alicia Sánchez de 25 años fue encontrada sin vida en un ascensor de un edificio en Pinamar y si bien, las primeras hipótesis apuntaban a que cayó por accidente, la declaración de una testigo dio un giro a la investigación, al señalar al dueño del departamento como sospechoso de haberla empujado.

A las 4 de la mañana, Sánchez bajó a abrirle a unos invitados que esperaban afuera del edificio, por lo que tomó el ascensor en el piso 10 pero no regresó, ya que habría caído al vacío al no advertir que el elevador no se encontraba a nivel.  

Sin embargo, esa historia que aparentaba ser un trágico accidente comenzó a desvanecerse por la declaración de una testigo. “Alicia y el dueño de la casa, Pablo, salieron juntos del departamento para ir a abrirle al grupo”, declaró ayer ante la Justicia una mujer que estuvo en la misma reunión con la víctima.

De acuerdo a la declaración de la mujer, a la que tuvo acceso el periodista Diego Uribe de Pinamar 24 y CNN Radiominutos, después de que salieran, Pablo volvió al departamento sin Alicia y sin los invitados a los que habían ido a recibir, pero como el timbre seguía sonando, el anfitrión volvió a bajar. Una vez con ellos parte del grupo propuso tomar los dos ascensores del edificio para llegar más rápido, pero Pablo se opuso rotundamente, afirmó la testigo.

 “No, por el otro ascensor no. Vamos por este que se la re banca”, habrían sido sus palabras.

Entre los invitados se encontraba el hermano de Alicia quien al llegar al departamento notó que la joven no estaba, a pesar de que minutos antes le había mandando un mensaje avisandole que estaba bajando a abrirles la puerta. Por lo que todos decidieron ir a buscarla, según prosiguió la testigo.

 “Un grupo subió al ascensor que hasta ese momento no habían usado”, relató. Y aseguró: “Se ve que el cuerpo se trabó en el segundo piso. Ahí empezó a caer la sangre adentro (del elevador)”.

El fiscal del caso,  Juan Pablo Calderón convocó a un ingeniero y a un técnico a fin de poder determinar si hubo alguna falla en los procedimientos que tomó el conserje del edificio en relación al control del correcto funcionamiento del ascensor. “Si así fuera estaríamos ante un homicidio culposo”, dijo.

Alicia Sánchez quien era madre de una niña de 4 años, se encontraba de visita en Pinamar ya que vivía en la vecina localidad de Ostende.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail