Data Chaco Data Chaco

Nueva York sufre un brote de leptospirosis proveniente de las ratas

Es una enfermedad bacteriana que se transmite por la orina de animales enfermos. Afecta al hígado y al riñón y puede llevar a la muerte.

Mundo 19 de octubre de 2021
nuevayork_ratas
nuevayork_ratas

Un brote de leptospirosis afecta a la ciudad de Nueva York, como consecuencia de la gran cantidad de ratas que habitan la ciudad. A la fecha, se ha reportado una muerte y al menos 15 casos de la enfermedad de Weil en la Gran Manzana.

La leptospirosis es una enfermedad bacteriana que se transmite por la orina de animales infectados, puede causar daños serios en el hígado y el riñón, y que, en los casos más graves, puede provocar la muerte.

Según medios internacionales, hasta el momento se ha registrado un fallecimiento como consecuencia de la enfermedad y al menos 15 casos de contagio, un 25% del total contabilizado en la última década y media. En total, entre 2006 y 2020, se habían notificado apenas 57 casos en NY.

En ese sentido, las autoridades sanitarias de NY estiman que el brote se relaciona con los cambios de temperatura en la ciudad. Especialistas del Departamento de Salud de NY sostuvieron: “Las bacterias pueden persistir en ambientes cálidos y húmedos. Los cambios en las condiciones climáticas que permiten que las bacterias persistan (condiciones climáticas más cálidas y húmedas) podrían contribuir a un aumento de los casos humanos”.

Qué es la leptospirosis o enfermedad de Weil

De acuerdo con lo descripto por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leptospirosis –conocida también como enfermedad de Weil (en los casos más graves)- “es una enfermedad zoonótica de potencial epidémico, principalmente después de fuertes lluvias. Ocurre en todo el mundo y está emergiendo como un problema de salud pública en países tropicales y subtropicales, afectando más a las poblaciones vulnerables”. Y, desde su página oficial, explica: “Los seres humanos adquieren la leptospirosis generalmente por contacto directo con la orina de animales infectados o con un ambiente contaminado por orina”.

En ese sentido, amplía: “La Leptospira interrogans es patogénica para los hombres y los animales, con más de 200 variantes serológicas o serovariedades. Una amplia variedad de especies animales, tanto silvestres como domésticas, puede servir como fuente de infección para el ser humano. Las especies que son consideradas las más importantes incluyen roedores silvestres y peridomésticos (ratas, ratones, roedores de campo, etcétera) y animales domésticos (vacas, cerdos, perros y caballos). La transmisión de persona a persona ocurre muy raramente”.

Según la OMS, la leptospirosis puede presentarse de forma leve, grave y a veces fatal. Tiene una amplia variedad de manifestaciones clínicas: en la forma leve, puede parecerse a muchas otras enfermedades como la influenza y el dengue, que es endémico en varios países de la América.

Entre los principales síntomas de la enfermedad figuran: Fiebre alta, dolor de cabeza, sangrado, dolor muscular, escalofríos, enrojecimiento de los ojos y vómitos.

Sin un diagnóstico temprano ni tratamiento, la leptospirosis puede causar daños en el riñón y el hígado (fallo renal y hepático), o incluso la muerte. En cambio, la infección responde bien a los antibióticos si es detectada a tiempo.

De acuerdo con la OMS, los humanos pueden contraer esta enfermedad bacteriana por el contacto directo con la orina de los animales infectados o mediante el agua, el suelo o los alimentos contaminados. Es más común en los climas cálidos.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail