Data Chaco Data Chaco

Si no hay efectos secundarios, ¿significa que la vacuna contra el coronavirus no funcionó?

Esta percepción no se ajusta a la realidad de cómo actúan las vacunas.

Salud 04 de agosto de 2021
vacuna

El hecho de que una persona no sienta nada después de vacunarse contra el coronavirus no significa que la respuesta inmune no sea la apropiada. Aquí influye la edad, el género, la genética, las condiciones preexistentes, el entorno e incluso la dieta que lleva cada persona.

Es normal que cada persona tenga una respuesta inmunitaria más fuerte o más débil frente a una vacuna, pero los efectos secundarios posteriores a la vacunación no son prueba para determinar cuál fue el caso.

Cuando se recibe la inoculación, lo que se nota en el primer o segundo día es parte de la respuesta inmunitaria innata: la reacción inflamatoria del cuerpo, destinada a eliminar rápidamente las moléculas extrañas que atravesaron el perímetro del organismo.

fiebre

“Los síntomas posteriores son efecto de la vacunación en sí misma: dolor o pequeña inflamación local (en la zona de aplicación), fatiga (más frecuente en quienes reciben la Sputnik V y dura un día aproximadamente) y febrícula. La duración depende del síntoma. Por ejemplo, el dolor en el brazo suele perdurar algunos días, mientras que la febrícula no debería extenderse por más de 48 horas. Algunos pacientes también refieren un síndrome pseudogripal con algo de quebrantamiento y malestar general, pero la realidad es que lo más común es que los vacunados no sientan nada tras inocularse. La anafilaxia, reacción alérgica generalizada, no es tampoco algo frecuente”, detalló a TN.com el infectólogo Antonio Montero (M.P. 8.249).

Entonces, ¿hay suficientes anticuerpos para estar protegido, pese a no tener efectos secundarios? Para la gran mayoría de las personas vacunadas, la respuesta es sí. Pero eso no impidió que las personas vayan a los laboratorios para hacerse las pruebas de anticuerpos. Sin embargo, para obtener una respuesta confiable de las pruebas, las personas vacunadas tienen que hacerse un tipo específico de prueba en el momento adecuado.

En realidad, los científicos preferirían que la persona vacunada promedio no se sometiera a ninguna prueba de anticuerpos por considerarla innecesaria. En los ensayos clínicos, las vacunas autorizadas provocaron una fuerte respuesta de anticuerpos en prácticamente todos los participantes.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail