Datachaco Datachaco

Mató a su marido con caramelo hirviendo, luego de que sus hijos le contaran que abusó de ellos

Ocurrió en Gran Bretaña. La mujer fue condenada a cadena perpetua.

Mundo 12 de julio de 2021
corinna_smith

Corinna Smith, de 59 años, quemó a su esposo Michael Bines, de 80 años con caramelo hirviendo, cuando sus hijos le contaron que el hombre había abusado de ellos cuando eran pequeños.

El dramático hecho ocurrió en Cheshire, Gran Bretaña, hace un año atrás, pero el juicio se realizó hace dos semanas, donde la Justicia determinó que Smith deberá cumplir con cadena perpetua por el asesinato, ya que se consideró que fue un crimen premeditado y no había denuncias previas contra el hombre.

El 14 de julio de 2020, Smith calentó agua con tres bolsas de azúcar, para realizar una pasta de caramelo y se la arrojó a su marido que se encontraba en la cama. Luego, se dirigió a la casa de un vecino, a quien le confesó lo sucedido y fue este quien finalmente dio aviso a la Policía.

La policía encontró a Baines "con un dolor insoportable, llorando en la cama con la piel del brazo derecho y la mano despegándose", según consta en el expediente judicial.

Baines sufrió quemaduras gravísimas y murió cinco semanas después en un hospital local. El azúcar "hizo que el líquido fuera más viscoso, espeso y pegajoso, de modo que se quedaba en la piel y causaba un daño mayor", dijeron los fiscales durante el juicio.

La hija de Smith aseguró que Bines abusó sexualmente de ella y de su hermano Craig "durante muchos años cuando eran niños". En 2007, el joven se suicidó.

De todas maneras para la policía británica "tirar agua hirviendo sobre alguien cuando está dormido es absolutamente horrible. También mezclar tres bolsas de azúcar con el agua demostró la determinación que tenía de causar un daño grave" explicó el policía Paul Hughes, de la Policía Criminal de Cheshire.

Smith cumplirá un mínimo de 12 años en la cárcel antes de que pueda ser considerada para obtener libertad condicional. El hecho de que no había denuncias previas sobre los presuntos abusos de Baines hacia sus hijos determinaron que Smith no pudiera probar sus dichos.

La opinión pública sobre el caso se encuentra dividida, ya que algunos en Gran Bretaña la consideran a Smith como una asesina a sangre fría, mientras que otros entienden que la mujer hizo justicia por sus hijos.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail