Datachaco Datachaco

España aprobó la Ley Trans, un “paso de gigante” para la comunidad LGTB+

Las personas mayores de 16 años van a poder modificar su sexo en el documento.

Mundo 02 de julio de 2021
bandera_orgullogay
bandera_orgullogay

El gobierno español aprobó la Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBIQ+, que se centra en la despatologización y la autodeterminación.

La Ministra de Igualdad del gobierno de España, Irene Montero, dijo al respecto que se trata de “un día histórico para las personas trans y LGTBI que tienen a su lado a un gobierno aliado que convierte en ley sus derechos”.

Esta ley les permite a los menores de 12 años cambiar sus nombres en el registro civil. Aquellos que tengan entre 12 y 14 años y quieran cambiar su sexo en el documento, van a tener que hacerlo a través de la jurisdicción voluntaria, mientras que los que se encuentren entre los 14 y 16 años, van a poder asentar el cambio con el consentimiento de sus tutores legales. Los mayores de 16 años solo tendrán que presentarse en el lugar.

El cambio se va a registrar en un formulario en el que las personas van a expresar su disconformidad con el sexo de nacimiento y van a solicitar la modificación. No van a ser cuestionadas ni se les va a exigir que presenten documentación ni testigos, pero sí van a tener que rectificar que su decisión al respecto continúa vigente en un plazo máximo de tres meses. Luego, el registro civil va a dictar una resolución final para ejecutar dicho cambio. Esto no significa que las personas van a poder alterar el documento las veces que quieran sino que, en el caso de querer recuperar el registro anterior, pasados los seis meses de la inscripción, van a tener que hacerlo mediante jurisdicción voluntaria.

Por otro lado, se va a reanudar el acceso a las técnicas de reproducción asistida, derecho que durante siete años estuvo bajo la sombra del Sistema Nacional de Salud español. Esto va a favorecer a las mujeres lesbianas, bisexuales, sin pareja o personas trans capaces de gestar que deseen convertirse en madres y padres.

Con esta normativa también se busca consolidar los derechos a nivel educativo y laboral. Se promueve el empleo para los miembros de la comunidad LGTIB+ y las condiciones de trabajo correspondientes, y prohíbe cualquier forma de discriminación que les impida acceder a un trabajo digno.

En 2018 la Organización Mundial de la Salud sacó de la lista de trastornos mentales y del comportamiento a la transexualidad. Es por esto que se van a prohibir las terapias de conversión que estén destinadas a querer modificar la identidad de las personas.

Entre las medidas mencionadas, los derechos fundamentales de las personas intersexuales van a ser legislados por primera vez. Las cirugías a menores van a ser prohibidas, a menos que sea indicado por una cuestión de salud, y se va a establecer un plazo de un año a partir del nacimiento para la inscripción de los bebés que no tengan un sexo definido.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail