Datachaco Datachaco

De lo nacional a lo siniestro

Por Marcela Acuña.

Reflexiones 27 de junio de 2021
marcela_acuña
marcela_acuña

20 de junio del 2021, día viernes, una mañana cálida el sol brilla mas de la cuenta, pero antes de su aparición se vio como todos los días mucho movimiento en el barrio Emerenciano.

A las 5.30 de la mañana ya se ven los cambios de guardia donde diferentes grupos todos pertenecientes al M.S.E, van rotando cuidando los espacios públicos, minutos después aparecen los primeros obreros y obreras mayoritariamente de los que viven allí, sus ropas gastadas de tanto usarlas y algún ruido de un changuito que en medio de las calles pavimentadas viene transitando junto a su madre y hermanos mas pequeños yendo al jardín de infantes del barrio, es una postal de todos los días, donde diferentes mujeres y hombres dejan a sus hijos para poder con tranquilidad acceder a sus trabajos diarios.

Para muestra basta un botón, son mas mujeres que hombres las que ponen el cuerpo todos los días en obra (como se llama al espacio) donde se construye casas, bibliotecas, centro de salud etc. Somos lo que hacemos y la dignidad no es una palabra vacía sino se la palpa en cada espacio del barrio Emerenciano. 


Un 20 de junio donde muchos alumnos/as deberán jurar lealtad a nuestra bandera cuya mayoría son hijos de obreras/os. En los pasillos de la escuela de ve la dedicación de las maestras de grado, es el año en que se podrá jurar considerando que el año pasado no se pudo por la pandemia y solo se hizo un acto virtual, mucha emoción, y arreglos que se asemeja a las escuelas de campo donde cada acto escolar es todo un acontecimiento para  los pobladores, el olor a chocolate y facturas se siente muy cerca y los primeros abanderados ya comienzan a llegar muy coquetos resplandecientes ,sus caritas brillan tanto como la de sus docentes que toda la semana estuvieron ensayando el: "¡Sí, prometo!".


En obra se lo ve a Emerencíano recorriendo las casas y los salones preocupado por cada detalle, para que salga bien y se avance lo mas rápido posible. Me preocupa el horario y no llegar, pero la gestión por temas del movimiento me encerró en el tiempo y se me hace imposible llegar para el acto tan esperado por todos.


Al decir de Emerenciano se deben hacer las acciones y avanzar siempre lo importante son los hechos y así se demostró este 20 de junio.


Las banderas de ceremonia aparecían primero la nuestra la Argentina después cada una con sus respectivos abanderados representando a los demás países hermanos, la patria grande como en todos los actos dice presente una vez mas y los colores de la diversidad brillan mas que nunca en un solo paisaje.

Nuestros 30.000 compañeros y compañeras presentes, nuestros hermanos de las comunidades aborígenes presentes, las ideas de Simón Bolívar y José de San Martín y José Marti, también dicen presentes, tanto se habla de la patria grande pero tan poco o nada se la defiende, pero en un punto de nuestra Patria llamado Chaco puntualmente en Resistencia dentro de la zona Sur en un Barrio de 30 hectáreas llamado Emerenciano se planta la Bandera argentina junto con las banderas hermanas bajo un solo grito de libertad donde es acompañado por nuestro Himno nacional argentino y la canción de "Hasta Siempre Comandante".

El simbolismo dice presente y trae a todos aquellos que dieron y dan su vida por la libertad de los pueblos contra el imperialismo yanky.


Se iza la bandera argentina y a modo de ritual en dirección a ella se hace todo lo protocolar para que se lleve adelante la promesa de lealtad. Las madres obreras pidieron permiso y están junto a sus hijos compartiendo el solemne acto, mientras Emerenciano sigue en los salones nuevos levantando ideas construyendo espacios que serán ocupados por futuros alumnos de la escuela. Todos actos patrióticos donde nos confundimos en solo grito de dignidad.


El despliegue de colores es descomunal acompañado de pasión ,poesías y aplausos, se huele alegría, ganas, amor al prójimo no solo chocolate caliente y facturas. Asi fue un 20 de junio del 2021 en el Barrio Emerenciano, mas calor que palabras, algo que escasea en estos tiempos pero que a nosotros nos sobra. Si al menos algo nos sobra. 


Mágicamente, vuelven las redes a tergiversar información intentando desacreditar tan solemne acto de amor, porque la lealtad tiene que ver con el amor , a la vida, a la libertad, a los sueños, y a tanto mas, no es una lealtad de markentig es una lealtad en serio como la de Ernesto Guevara que eligió morir por la libertad de los pueblos. 


Los odiadores seriales, que injurian por las redes y pagan fortunas por calumniar vuelven al acecho, con imágenes truchadas con el solo objetivo de confundir. Me pregunto ¿Qué se quiere tapar ? o ¿Por qué se quiere destruir ejemplos de lucha revolucionarios? Serán los mismos que mandaron a censurar y borrar el mural en la autovía? ¿Serán los mismos que asesinaron a Santiago Maldonado? ¿Serán los mismos que denunciaron cuando izamos la bandera cubana en honor al Che? Serán los mismos que aplaudían cuando la triple A asesinaba y metía preso a comunistas y socialistas? Serán los mismos que piden que vuelvan los militares y se lavan la cara con la bandera argentina? ¿Serán los mismos que odian a los que ellos llaman piqueteros? ¿Serán los mismos que aplauden cuando asesinan a los aborígenes? ¿Serán los mismos que entregaron el país a los extranjeros y se asustan cuando ven una bandera cubana o venezolana? ¿Serán los mismos que mandaron a meter preso a un excombatiente por pedir trabajo para su hijo? ¿Serán los mismos que odian a los pobres organizados llamándolos delincuentes? 


Mientras me pregunto si serán los mismos, veo a mis compañeras ayudando a hacer las lozas de los salones de la escuela en la lluvia sonrientes haciendo chiste, veo felicidad a pesar del mal tiempo y ahí me doy cuenta que si Son los mismos. El amor vence al odio.

La más leídas

Noticias en tu e-mail