Datachaco Datachaco

La historia familiar de Jessica Vucko: la chaqueña que sueña con el crecimiento del algodón en la provincia

En una entrevista en un medio nacional, la productora contó cómo comenzó esta pasión por el campo y cuáles son sus proyectos a futuro.

Sociedad 26 de mayo de 2021
chaqueña_algodon

La chaqueña Jessica Vucko y su historia del desarrollo agrícola en el Chaco. Comenzó con la llegada de su abuelo de Europa en 1928, quien fue a parar al Chaco profundo trabajando en la construcción de las vías del tren. Cuando esa tarea estuvo terminada, el hombre se volcó a la tierra y empezó a producir.

Más tarde su hijo, Miguel, continuó el legado desde muy joven, se casó con una hija de agricultores y de esa unión surgió una familia numerosa con genética campesina por ambos lados. Jessica y sus seis hermanos se criaron “de campo en campo, de algodonal en algodonal”, en la localidad chaqueña de Quitilipi, implorando que llueva en tiempos de seca y rezando para que pare de llover durante el diluvio.

“De chiquita sabía lo que era el picudo y las trampas de control”, aseguró Jessica a Clarín. “La sangre no es agua dicen, pues yo lo tenía en el ADN, quería trabajar en el campo”, agregó.

algodon

Jessica se anotó en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), de donde egresó en 2018. En paralelo se fue metiendo cada vez más en el manejo de la empresa familiar, que para entonces ya contaba con campo propio.

“Mi padre ha sembrado mucho, de todo, pero siempre elige apostar al algodón, el cultivo más noble. Aunque muchas veces cansado, nunca lo vi renunciar. Su ejemplo me motivó, me inspiró para estar donde estoy”, dice, y comenta que más allá de la pasión por el cultivo de flor blanca, su padre fue uno de los pioneros en la siembra de soja en el Chaco.

El lugar principal en la rotación lo tiene el algodón y lo acompañan el maíz, el sorgo y el girasol. "Este no fue un año bueno porque las lluvias llegaron un poco tarde, los cultivos sufrieron estrés y eso se verá en los rendimientos", comentó, sobre la soja y la perdida de un lugar en el sistema, al igual que el trigo.

soja

La empresa familiar está en plan de expansión con el alquiler de otros campos, y a su vez la joven Jessica ya se lanzó a su propia experiencia sembrando zapallo y maíz. “Más adelante también tengo intenciones de sembrar girasol y algodón”, dijo, y remarcó su gusto por la horticultura. “También es mi fuerte, una vez que se termine de cosechar los zapallos vamos a sembrar sandía con mi socio, que es uno de mis hermanos”.

“No niego que al principio tenía miedo de largarme a sembrar. Sé bien de las épocas malas, muy malas, como de las buenas, el campo es así. De chicos traemos algo incorporado que nos lleva a tomar riesgos y no renunciar nunca. Por más que las dudas pesen, siempre vamos a elegir apostar al campo”, asegura.

Para finalizar, a la hora de describirse a sí misma ante los demás, Vucko aseguró: “Soy chaqueña, dura como el quebracho y tiernita como el algodón”.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail