Datachaco Datachaco

Hoy es el Día contra el Acoso escolar: ¿Qué hago si mi hijo hace bullying?

La importancia de conocer los riesgos e intervenir a tiempo.

Sociedad 02 de mayo de 2021
bullying

Este domingo 2 de mayo, es considerado el Día Internacional contra el Bullying o el Acoso escolar y tiene como principal fin generar conciencia sobre el riesgo que contrae esta práctica tan común en los niños y adolescentes, pero no por eso debe estar alejada de la intervención de los adultos.

Para muchos padres, el bullying es considerado como "cosa de chicos", y hasta incluso se cree que es una oportunidad de "hacer más fuertes" a quienes padecen el maltrato. Sin embargo, la problemática puede escalar a consecuencias graves y hasta desarrollar enfermedades en las víctimas, por lo que es importante que los adultos intervengan a tiempo.

El compromiso de los tutores y docentes no debe enfocarse únicamente en aquellos menores que son víctimas de acoso escolar, sino también en quienes lo provocan, ya que las conductas violentas pueden desaprenderse, según lo asegura Lucrecia Morgan, psicóloga clínica y directora del Equipo Anti Bullying Argentina (ABA).

En esa línea, la psicóloga Morgan advierte que "hay investigaciones que demuestran que los chicos que son agresores en edad escolar, en la vida adulta tienen muchísimas más posibilidades de cometer actos delictivos o caer en abusos de sustancias, entre otras conductas de riesgo".

¿Qué hacer si mi hijo hace bullying?

  • Ponete a disposición de la escuela y consultá si ves que hay factores de la personalidad de tu hijo o hija que tienen que ser trabajados.
  • Es importante que entiendas que los chicos no hacen bullying porque sean "malos", sino porque algo les debe estar pasando y no encuentran otra manera de manifestarlo. La responsabilidad es ayudarlos a desarrollar otras formas más sanas de relacionarse con sus compañeros y de expresar lo que sienten.
  • Evaluá la posibilidad de consultar a un especialista. "Si mi hijo está siendo agresor también es probable que tenga un problema con el control de los impulsos. En ese caso, puede ser importante evaluar una derivación a un espacio de terapia o ver si se puede trabajar desde casa mejorando su repertorio de habilidades sociales y encontrando formas más pacíficas de resolver sus conflictos", sostiene Morgan.
  • No confrontes directamente con los chicos, por que eso puede aumentar su resistencia: "No podemos caer en conductas muy estrictas y exigentes que lo anulen y lo dejen solo. Es importante que validemos sus emociones: probablemente él en ese momento se sienta enojado o algo le esté costando y necesite de nuestra contención para poder aprender a resolver los problemas de otra manera", reflexiona la fundadora de Equipo ABA.

¿Cómo abordar el tema con el niño?

  • No lo estigmatices. Explicale que lo que está haciendo está mal, pero no lo etiquetes como "un chico malo".
  • Siempre escuchá primero lo que tu hijo tiene para decirte. Demostrale una actitud comprensiva, pero al mismo tiempo, dejale en claro que deben trabajar para modificar esa situación y que hay conductas que nunca pueden justificarse.
  • Preguntate si tu hijo está especialmente enojado con alguna situación en particular, ya sea en la escuela o en casa.
  • Comentale lo que te contaron otros padres o el colegio. Es posible que él busque desdramatizar los hechos o justificarlos. Podés usar frases como: "Entiendo lo que me estás contando y te creo, pero ¿es posible que algo de lo que cuentan los demás también sea cierto?". Esto te permitirá conseguir más información y mostrarle otros puntos de vista.
  • Generá empatía llevándolo a ponerse en los zapatos de su compañero y preguntándole: "¿Cómo te sentirías vos si te trataran así?".
  • Compartile algunas ideas sobre qué pude hacer para manejar su enojo, por ejemplo: respirar y contar hasta 10; tranquilizarse, ir al baño y lavarse la cara; o pedir ayuda a un adulto.
  • Enseñale a aceptar la responsabilidad de sus actos. Dale la posibilidad de reparar y pedir disculpas. Esto puede incluir alguna actividad reparatoria en casa o en la escuela. Preguntale cómo cree que debe cambiar.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail