Datachaco Datachaco

Nuevo cacerolazo en Olivos por la suspensión de las clases presenciales

Los vecinos se convocaron nuevamente en la puerta de la quinta presidencial para reclamar por la apertura de las aulas.

Nacionales 15 de abril de 2021
olivos_cacerolazo

Un nutrido grupo de personas se autoconvocó este jueves por la tarde, nuevamente en la puerta de la Quinta de Olivos, para manifestarse con un cacerolazo, en protesta por la suspensión de las clases presenciales en el área Metropolitana de Buenos Aires durante las próximas dos semanas.

Asimismo, este mediodía también se habían manifestado los emprendedores y empleados gastronómicos, que verán afectado su horario a partir de este viernes. Sucede que, según la nueva normativa que comunicó el Presidente, todas las actividades comerciales deberán cerrar a las 20 y los bares y restaurantes sólo podrán funcionar desde las 19 mediante la modalidad de reparto a domicilio y take away.

Según informó Infobae, el reclamo generalizado radica en la suspensión de las clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires, dado que el mandatario nacional anunció que deberán realizarse en forma virtual por las próximas dos semanas.

De esta forma, padres y alumnos se congregaron en Olivos con carteles que indican “Los chicos en sus aulas”, “La educación es esencial” y “Queremos ir al colegio”, entre otros mensajes similares. Los presentes acudieron con sus cacerolas y silbatos o simplemente demostraron su desacuerdo mediante aplausos sostenidos. A su vez, quienes transitaban con sus vehículos se sumaron a la protesta con bocinazos.

El reclamo se repitió en otros puntos del AMBA, como por ejemplo en Pilar, donde también se convocó mucha gente a raíz del cierre de las aulas.

Esta medida en particular sorprendió a propios y extraños, dado que existía un consenso sobre la necesidad de continuar con las clases presenciales. De hecho, así lo habían reconocido los ministros Nicolás Trotta y Carla Vizzotti, pocas horas antes del anuncio del Presidente. Finalmente, esta mañana Alberto Fernández reconoció que el titular de la cartera educativa pretendía mantener los colegios abiertos y que la postura opuesta fue definida exclusivamente por él.

Los números oficiales que difundió el Ministerio de Educación el 6 de abril son elocuentes. A partir de una muestra de 5.926 escuelas, se registró que tan solo se contagió el 0,16% de los alumnos y el 1,03% de los docentes.

Incluso, desde la propia cartera educativa afirmaron que esos contagios no se produjeron necesariamente al interior de las escuelas. que por el contrario, los establecimientos educativos se perfilaban como los espacios de detección temprana de los casos.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail