Data Chaco Data Chaco

2021 el año de la reflexión y transición

Por Livio Gutiérrez.

Opinión 12 de abril de 2021
livio_gutierrez
livio_gutierrez

Arrancamos abril con la segunda ola, con aumentos de casos, con nuevas restricciones , posibles cierres , hoy podemos decir que esta historia ya la vivimos como también , ya vivimos las respuestas de la política al problema.  

En medio de este deja vu se está produciendo un hecho histórico de cambio de modelo del capitalismo a nivel global, tal como lo señala el politólogo español Carles Boix: del modelo Detroit al modelo Silicon Valley, o en otras palabras hemos sido testigos de una acelerada transición hacia la economía intangible de los datos y la inteligencia artificial a la digitalización de la economía, teletrabajo, tramites a distancia, compras digitales, en definitiva, a la digitalización de la sociedad.  

Sumaría otros procesos como el cambio en nuestras costumbres cotidianas que provocó el encierro, en nuestra mirada hacia el ambiente comprendimos que los recursos naturales no son inagotables, generamos mayor conciencia en lo que consumimos sea alimento o cualquier otro producto, empezamos a entender el consumo consciente y responsable, la elección de productos y servicios no solo en base a su calidad y precio, sino por su impacto ambiental y social, y la conducta de las empresas que lo elaboran. 

Pero también no podemos dejar de mirar que la pandemia ha multiplicado y amplificado las vulnerabilidades y brechas ya existentes hace décadas en nuestra provincia, donde los mayores efectos se dejan notar con fuerza entre los grupos más vulnerables a quienes la pandemia los castiga con mayor fuerza. 

Frente a este escenario hemos tratado de aportar desde nuestro lugar una construcción de escenarios que nos permitan hacer la transición como provincia para un futuro que nos depara un gran esfuerzo y desafío porque me resisto a pensar que el Chaco solamente depende de la coparticipación federal. 

Para ello, es necesario que empecemos a ver como activos otros recursos con los que también contamos como son los intangibles, establezcamos políticas que gestionen y promocionen la creatividad, la iniciativa, el conocimiento, innovación, aprendizaje STEAM; para agregarlos como valores y crear modelos que reconozcan a dichos activos. Este es el desafío en esta temática y hemos presentado nuestros proyectos para su discusión.   

Vamos a vivir un año de transición y la política debe en este proceso aprovechar la oportunidad para recuperar la credibilidad, la iniciativa de los cambios sociales estructurales, dejar de ocultar los problemas y empezar a dar mejores respuestas a la sociedad ante esos cambios, pero ello no se logra solo con palabras o discursos sino con una fuerte impronta en transparencia pública y rendición de cuentas.  

Pareciera que no estamos viendo esta oportunidad, se siguen con métodos y costumbres que no se adecúan a la exponencialidad de los cambios que está viviendo la sociedad, seguimos con licitaciones públicas con leyes de la dictadura, con emergencia energética hace una década sin pensar en la transición a energías renovables, con contenidos educacionales que deben ser repensados para preparar las problemáticas del futuro, con sistemas de producción donde la innovación y la creatividad no tienen la impronta deseada en síntesis seguimos sin poder quebrar una tendencia que lleva más de una década en la provincia y sin acceso a red de internet en muchos lugares de nuestra provincia todo lo cual, se refleja cada día más fuerte en las estadísticas de pobreza y que estaban antes que aparezca el primer infectado.  

El coronavirus puede ser un acelerador de esta tendencia o puede ser un punto de inflexión, hasta ahora nos ha demostrado que, sin importar el color político, la ideología o el lugar que cada sector tenga en el gobierno hemos coincidido en que la vida humana y la salud es lo primordial, pero esa coincidencia no nos llevó a iniciar un proceso de coordinación en otros aspectos que están directamente vinculados al estado de bienestar de los chaqueños, ya que los cuidados terminan siendo individuales de personas que temen exponerse a que este cuidado , sea una responsabilidad colectiva, con profundos fracasos de la política que no ha dado buenos ejemplos , menos las medidas represivas de multas y expedientes con resultados casi nulos.   

No podemos determinar hoy hasta donde tallaran los efectos de esta pandemia, pero si podemos determinar reglas de juego más claras y sinceras con capacidad para incidir a través de las políticas en coincidencias que nos lleven a quebrar la tendencia actual. En este camino la educación digital, STEAM, el acceso a internet, el teletrabajo, las industrias creativas, la economía naranja o circular, la producción sustentable, la innovación en cadenas de valor y la gestión de los intangibles en el marco de los ODS sumados a una rendición de cuentas y transparencia de la gestión sean los componentes de una agenda real en nuestra provincia y que dejemos de una vez por todas de esconder los problemas, politizar las discusiones y esperar todas las semanas a que llegue la mesada del gobierno nacional para ver que se hace. Debe ser un año de transición, de quiebre de tendencias, de animarnos a realizar las medidas necesarias para crecer, cada chaqueño y chaqueña se lo merecen. 

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail