Datachaco Datachaco

Esposaron a una enfermera por no extraer sangre a un preso para atender una emergencia

Ocurrió en Buenos Aires.

Nacionales 30 de marzo de 2021
enfermera_Esposa

Una enfermera que trabaja en la Unidad de Pronta Atención número 5 (UPA), en el partido de Almirante Brown, provincia de Buenos Aires, denunció que fue esposada por la Policía tras negarse a realizar una extracción de sangre a un detenido, para asistir a una emergencia.

Según los testigos, Claudia, la enfermera, debió demorar la atención a un preso identificado como Francisco Corvalán, ante la llegada de una persona con aparentes signos de estar sufriendo un infarto. Por lo que, una oficial de la fuerza la habría impedido continuar con su trabajo al colocarle las esposas.

El hecho quedó grabado por las cámaras de los testigos y ante la difusión de las imágenes, la Policía brindó su versión de los hechos, afirmando que la enfermera los recibió “de forma agresiva y se habría abalanzado sobre la efectiva”.

Mientras que Claudia contrarrestó dicha versión y presentó su denuncia por abuso de autoridad. “Somos pocas enfermeras en las guardias porque hay muchas bajas, gente que se contagió y otros que murieron. Yo estaba finalizando mi turno, ni siquiera estaba en ese sector. Yo tenía que atender a una persona con un dolor en el pecho”, explicó en diálogo con Arriba Argentinos.

“Ahí me increpó la policía preguntándome qué me pensaba yo, me dijo que tenía que hacer lo que ella me decía. Me trató muy mal. Entonces le dije que tenía que atender una emergencia y que además nuestro trabajo no es hacer extracciones, porque no somos extraccionistas. No hay en la UPA”, detalló.

“Cuando terminé de decirle eso, me fui rápido a ver al paciente que, con el interrogatorio veo que no podía perder tiempo, porque para mí era un infarto, entonces me lo llevé con código rojo. Después lo descartaron”, indicó Claudia.

Cuando salí, me estaba esperando escondida la oficial y me tomó de atrás. Yo pensé que eran como diez personas pero era ella sola. Le sacó las esposa al preso y me las puso a mí. Me quiso poner la dos, pero como yo luchaba, me puso solo la derecha”, detalló.

La mujer se mostró consternada por la situación que vivió en las últimas horas e incluso contó que sufrió una suba de presión. “Me shockeó, no sabía lo que estaba pasando. El paciente estaba sentado al lado del preso, que no se fue porque no quiso”, relató.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail