Datachaco Datachaco

Filtran audios de la psiquiatra de Maradona: "Tengo cagazo de que me quieran empomar por los remedios"

Aumentan las sospechas de los investigadores sobre una mala praxis por parte de los médicos que tenían a cargo la salud del Diez.

País 01 de febrero de 2021
cosachov
cosachov

En el marco de la investigación por la muerte de Diego Maradona, se dieron a conocer conversaciones entre la psiquiatra Agustina Cosachov y el neurocirujano Leopoldo Luque, que tenían a cargo la salud del Diez.

En los audios y chats que reveló el periodista Martín Candalaft, en Infobae, Luque y Cosachov intentan calmarse el uno al otro y convencerse de que habían hecho lo correcto con Maradona, a través de frases que levantaron sospechas en la Fiscalía y la familia del Diez, sobre el tratamiento que se le estaba dando.

“Yo tengo cagazo de que me quieran empomar por los remedios”, fue una de las polémicas expresiones que le psiquiatra le dijo al neurocirujano por chat, el 26 de noviembre de 2020, un día después del fallecimiento de Maradona, mientras conversaban sobre los resultados de la autopsia.

La conversación entre los médicos inició cuando Cosachov le reenvió a Luque el resultado de la autopsia que revelaba un “edema agudo de pulmón secundario a insuficiencia cardiaca crónica reagudizada. Corazón con miocardiopatía dilatada”.

Por su parte, Luque le respondió: “Si si, iba a ser algo cardíaco”. Pero Cosachov le contestó que tenía gran preocupación por "los remedios" que le recetó a Maradona.

 “Yo tengo cagazo de que me quieran empomar por los remedios”, escribió, a lo que Luque intentó calmarla: “No te persigas con eso, Agus”, le replicó Luque: “Era un enfermo delicado”. Pero ella insistió: “Estoy medio persecuta”.

Según las pericias toxicológicas, al momento de morir, Diego no tenía alcohol ni drogas ilegales en su organismo aunque los estudios dieron positivo en medicamentos hallados en su sangre y orina como la venlafaxina, un conocido antidepresivo, quetiapina, un antipsicótico empleado por ejemplo en el tratamiento de desórdenes bipolares, levetiracetam, empleado en convulsiones y naltrexona, utilizado en tratamientos por abstinencia de sustancias. También se encontró metoclopramida, empleado para aliviar náuseas y vómitos, así como ranitidina.

La venlafaxina, según entienden los fiscales, podría estar contraindicada para cardiopatías que Diego sufría desde su histórica crisis hace 20 años en Punta del Este.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail