Datachaco Datachaco

Coronavirus. Política y Ciencia

Por Alfredo Zurita

Reflexiones 07 de noviembre de 2020
coronavirus_chaco

Las epidemias y más aún las pandemias, son fenómenos de alto impacto político, que causan alarma en la población que busca refugio en sus autoridades, del mismo modo que un paciente lo hace en su médico.

El político y también el clínico enfrentan siempre el mismo problema, deben decir toda la verdad, u ocultar la parte más negativa?, alentando por el contrario las esperanzas?

El político y el médico se parapetan tras la ciencia, aunque esta solo puede ofrecer probabilidades, siempre transitorias, de allí la difícil tarea del epidemiólogo, el científico que se ocupa del estudio de las epidemias, y asesora al gobierno ante epidemias, si el gobierno empieza a mentir y él se calla la boca, o por el contrario dice la verdad contradiciendo al gobernante.

En el mismo dilema se encontró la OMS durante la pandemia, desconcertando a la población por sus continuas marchas y contramarchas a medida que nuevas evidencias contradecían las de días anteriores.

Del mismo modo tratamientos que parecían promisorios para el civil han provocado muertes iatrogénicas, sobre todo el exceso de intubaciones para ventilación forzada.

Un miembro del gobierno de Estados Unidos acaba de decir, ante la ajustada derrota electoral, que nada le gustaría más que ver la cabeza del Dr. Fauci en una pica, aludiendo al jefe de epidemiologia de ese país, que contradijo lo que decía el presidente Trump en muchas oportunidades.

Una alternativa para el epidemiólogo es dejar sentada su opinión en documentos técnicos, que aunque ahora son accesibles por la web, raramente serán consultados por el público, pero que permitirán a la prensa opositora, editándolos, sentar sus posiciones favorables o contrarias al gobierno.

Por las anteriores razones es lógico que cada gobierno tratará de asegurarse de tener epidemiólogos “del palo”, en ocasión de epidemias, y si no los encuentra, porque son una especie rara, al menos que sean silenciosos, y no contradigan alguna barbaridad que digan los funcionarios políticos sobre epidemias.

Días pasados en un seminario organizado por la Asociación Latinoamericano de Medicina Social, un funcionario del ministerio de salud de la provincia de Buenos Aires, con cierto prestigio académico además,  lanzo la temeraria hipótesis de que la actual pandemia sería favorable para los gobiernos alarmados por la gran cantidad de ancianos que suponen una gran  carga para la economía de los países, según habría dicho la Dra. Lagarde, ex directora del FMI. La publicación chequeado.com reviso esta afirmación y la calificó de falsa.

La prensa médica publica una larga entrevista el epidemiólogo jefe inglés, que reconoce el problema, y se felicita porque los consejos del grupo asesor del gobierno alli sean escritos y con acceso al público, cosa que el grupo asesor argentino hizo por su cuenta días pasados en forma de carta abierta, para deslindar responsabilidades de que el gobierno no seguía sus consejos sino parcialmente, y ante el creciente descontento de la población por la marcha de la epidemia

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail