Datachaco Datachaco

"El abuso sexual infantil es un delito que no se ve, pero existe"

La concejal Celada continúa con las tareas de concientización, para intentar erradicar este situación que viven los menores de edad.

Sociedad 05 de noviembre de 2020
celada_abuso_infantil

Desde que se aprobó la Ordenanza N° 13329, la conejal radical de Resistencia, María Teresa Celada, insiste en la necesidad de concientizar a la sociedad sobre el abuso sexual infantil para poder erradicar este flagelo del que afirma que “es un delito que no se ve, pero existe, tanto por la tolerancia social como por la falta de conciencia”.

La edil manifestó a continuación, “con la campaña Te Creo buscamos hacer visible una realidad que lamentablemente sufren tantos niños, muchos en absoluta soledad. Sólo en 2002, la OMS estimó que 150 millones de niñas y 73 millones de niños menores de 18 años experimentaron relaciones sexuales forzadas u otras formas de violencia sexual. Y aunque los datos estadísticos son limitados, hoy se sabe que cada año, la mitad de los niños del mundo –unos mil millones-, se ven afectados por algún tipo de maltrato físico, sexual o psicológico, sin embargo, la verdadera magnitud del problema sigue oculta, a causa de su naturaleza sensible e ilegal”.

“Asimismo, en estos tiempos de pandemia, las medidas de aislamiento y los limitados servicios de protección infantil agravan la vulnerabilidad de los niños que se encuentran en orfanatos, instituciones psiquiátricas o de asistencia social, entre otras. Pero también, deja vulnerables a quienes tienen entre sus agresores a familiares o personas cercanas, lo que se agrava ante la falta de denuncias de las familias debido al estigma, el miedo o la falta de confianza en las autoridades”, agregó Celada.

Por otro lado, la concejal radical remarcó también que “es esencial comprender que el abuso sexual no necesariamente implica acceso carnal, sino que existe cuando un adulto utiliza a un niño, niña o adolescente para estimularse sexualmente o a otra persona, así como también, cuando un adulto estimula sexualmente a la víctima. Incluye desde tocamientos, exposición de órganos sexuales y masturbación frente a un niño, niña o adolescente, hasta violaciones”.

“El abuso se puede se puede dar en la relación adulto-niño o bien, entre menores de 18 años. Para diferenciar las prácticas sexuales abusivas destacan tres factores, la asimetría de poder -que puede derivar de una fuerte dependencia afectiva, de la diferencia de edad, roles, fuerza física y/o de la capacidad de manipulación psicológica-, la asimetría de conocimiento en relación a la sexualidad y, la asimetría de gratificación, donde el abusador sexual actúa para su propia gratificación sexual”, explicó.

En el tramo final sostuvo: “Es conveniente que si alguna persona, -aunque no sea familiar-crea que un niño, niña o adolescente puede ser víctima de abuso sexual, se comunique a los medios disponibles: la Línea de Abuso Sexual Infantil 0800-222-1717, la Línea 102 de maltrato infantil y, la Defensoría Municipal de Niñas, Niños, y Adolescentes 3624 857246”.

“A través de estos medios se puede intervenir en el caso para poder detectarlo y que la víctima reciba contención y asistencia profesional gratuita. Los niños necesitan que los cuidemos, que hagamos visible lo invisible y que, si hubo abuso, los victimarios respondan ante la justicia”, concluyó.

Te puede interesar

La más leídas

Noticias en tu e-mail