Resistencia Chaco
MIERCOLES 19 DE ABRIL DE 2017
Gripe y errores ministeriales
Reflexion [19/04/17]
Alfredo Zurita
Si el político no está en los medios, no existe realmente.
Salud
La página Web del ministerio nacional de salud insta a la población a vacunarse contra la gripe, mediante una foto del ministro siendo vacunado, en tanto que según el texto el ministro afirma que todos los grupos de riesgo deben vacunarse para evitar una epidemia y complicaciones.
Un parte de la afirmación es exagerada, y la otra directamente falsa, ya que la vacuna solo reduce la probabilidad de complicaciones, no las evita, y tampoco evita las epidemias, lo que implicaría vacunar un porcentaje mayor de la población que los grupos de riesgo, y sobre todo a los escolares, que son los que traen y llevan los virus.
Ya estoy acostumbrado a que algunos de los miles de alumnos que han pasado por mi cátedra en décadas de enseñanza digan gansadas si llegan a ser funcionarios de salud pública, aunque a un futuro médico la salud publica le interesa poco, y como a los 20 años no piensa en ser ministro, sino recibirse y buscar una especialidad rendidora, no presta mucha atención a la materia, pero el ministro nacional de salud es algo distinto, ya que es profesor de salud pública en media docena de universidades privadas, auditor de muchas obras sociales, y con innumerable cantidad de premios y distinciones, incluyendo un doctorado honoris causa, que le acaba de otorgar una universidad privada, y que es la foto y noticia anterior en la página Web del ministerio.
Uno de los sanitaristas más importantes del mundo, dijo en alguna oportunidad el jefe de gabinete ante rumores de desplazamiento.
¿Pero quizás el ministro no dijo eso, y solo fue ignorancia y exageración del periodista institucional que la redactó? Raramente el ministro redactará este tipo de notas, y menos aún las leerá.
Hace 10 años un senador nacional proponía dividir una universidad nacional, biprovincial, y como contribución a los debates, la página Web de esa universidad, colgaba todas las notas de prensa contrarias a la división, y no las que eran favorables, lo que me llamó la atención, por ser contrario al pluralismo universitario, y empecé a mandar a la oficina de prensa, los links a los artículos favorables, y como no los colgaban pregunte la razón, obteniendo como respuesta que lo que ellos hacían era periodismo institucional.
Como no sabía de qué se trataba esto, busqué en Wikipedia, y pude saber que lo que en la empresa privada se llama publicidad, se llama periodismo institucional en las instituciones públicas, siendo su objetivo destacar todos los logros del mandamás, siempre con fotos del mismo, y omitir desaciertos o polémicas. Amigos que desempeñan cargos de segunda línea en estas instituciones me han comentado asimismo la dificultad para meter fotos o notas propias, porque la directiva es realzar a la autoridad superior, no a pinches, por importantes que sean.
La mencionada página web del ministerio nacional suele abundar además en notas sobre los grandes elogios que recibió el ministro en reuniones internacionales, aunque si se consultan las páginas web referidas a esas reuniones, nunca aparece que se hayan dicho tales cosas, y lo mismo ocurre con los ministros provinciales después de asistir a una reunión nacional. Su propio periodista institucional exagera, o directamente inventa contando con que nadie estuvo allí como para desmentir.
En suma, vivimos en el mundo de la publicidad, y la gente consume lo que ve ella recomienda, sin llegar al colmo todavía de la TV yanqui que ofrece nuevos drogas para el cáncer, y abogados de la farmacéutica por si la obra social no quiere pagarla. Aquí como máximo cuando uno se va de vacaciones al exterior se avisa por la prensa que no se atenderá de tal a tal fecha por asistir a congreso en el exterior.
x