Nublado 20ºC
94%
  Versión básica  
Seguinos
Política 13/07/2012
Tendría que desistir de proseguir con acciones judiciales

Capitanich pidió a Conde Olgado “respeto”
El gobernador solicitó al extrabajador respeto en las expresiones públicas. Explicó que la reincorporación se ajusta a los dictámenes técnicos de los organismos de control externo e internos.

1 imagen [Click para ampliar]
Capitanich garantizó que el Estado tuvo voluntad resolver el conflicto entre Secheep y Olgado.
Compartí esta Nota

“El Poder Ejecutivo tiene una amplia voluntad de resolver el conflicto pero tenemos que ser estrictamente respetuosos de la Ley”, manifestó el gobernador Jorge Capitanich respecto al extrabajador de Secheep, Miguel Conde Olgado –quien fue despedido en el 2000-. Al cumplirse 12 años de la instalación de la carpa de reclamo, el primer mandatario explicó que la posición del manifestante no es compatible con las recomendaciones de los dictámenes técnicos de los organismos de control externo e interno de la provincia y pidió prudencia en sus manifestaciones públicas.

Capitanich recordó que se puso a disposición del conflicto profesionales técnicos de la Asesoría Legal de la Provincia, la Fiscalía de Estado y el Tribunal de Cuentas. Los organismos manifestaron que la readmisión debería ordenarse garantizando al Estado Provincial la solución integral y cancelando todas las cuestiones judiciales pendientes; las que deberían desistirse por el interesado en especial la acción autónoma de nulidad -expediente 1170/08 en el juzgado de trabajo-. Además detalló que los dictámenes impiden al Poder Ejecutivo y a Secheep mantener cualquier tipo de negociación sin que Olgado desista de proseguir con acciones judiciales que derivarían en pérdidas millonarias sin una sentencia firme que lo justifique.

En este sentido remarcó que el gobierno abrió una instancia de negociación pero el extrabajador tiene una actitud irreductible. “Una negociación entre partes implica que cada una debe ceder y ajustarse a derecho”, señaló e insistió en que el Estado puso a disposición mecanismos de solución. Recordó que en varias oportunidades recibió personalmente a Miguel Conde Olgado y lo trato con mucho respeto. Por lo que manifestó su molestia ante los agravios e injurias realizados hacia su persona por el reclamante y pidió moderación y respeto en las declaraciones.

Reclamo frente a Secheep hace 12 años

El reclamo del extrabajador de Secheep, Miguel Conde Olgado, cumplió 12 años, que sintetizan una historia de lucha, promesas incumplidas, idas, vueltas, el ingreso al libro de los Récords Guinnes y la esperanza de justicia. El ícono de esa batalla es la carpa que instaló frente al edificio de la empresa -sobre la Roque Sáenz Peña- el 12 de julio de 2000.

La historia de Conde arranca en 1999, cuando el 14 de abril es despedido arbitrariamente por Secheep, la empresa provincial distribuidora de energía, donde se desempeñaba como supervisor del grupo de trabajadores conocido como «toma estado» y además actuaba como delegado gremial.

El caso se encuadró para la justicia laboral como «afectación de Derechos Humanos» y, de acuerdo con el propio Conde, quedó demostrado en el proceso judicial que hubo tanto persecución como discriminación y arbitrariedad, además de actos culposos perpetrados por Secheep contra el empleado despedido.

En 2000, Conde decide instalar la carpa y cuenta -en un principio- con el apoyo de 300 firmas recolectadas, las que actualmente se convirtieron en más de 1700.

Durante toda la década de 2000, el damnificado llevó su caso ante distintos organismos, entre ellos el Inadi, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la ONU, la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura provincial.

Actualmente, la carpa es foco del reclamo de no menos de una decena de personas que también han sufrido persecuciones laborales o han sido despedidas de sus puestos sin razones o causas justificadas.