Parcialmente nublado 12ºC
77%
  Versión básica  
Seguinos
Educación 12/07/2012
Carlos Quirós

“Lo populista” es una politica de reparación, de inclusión y de carácter distributivo
Resulta siempre bienvenida y oportuna la posibilidad de debatir seriamente con una legisladora nacional como Alicia Terada, ya que a pesar del sesgo meramente confrontativo que asumió la fuerza política que integra (Coalición Cívica-Ari) cuando era orientada por Lilita Carrió, ella supo transitar la senda del respeto en sus declaraciones.

Compartí esta Nota

Su reconocida militancia opositora no la priva de valorar la Asignación Universal por Hijo, lo que de por sí es una posición más realista que la de tantos voceros de la confrontación, aunque seguidamente cuestiona "el dineral gastado en publicitar sus resultados...". Ante ello conviene disentir con su posición ideológica que califica de "populista" a una política de reparación, de inclusión y de carácter distributivo, sin clientelismo ni prebenda, en la que, lo que ella denomina "publicidad", asume el rol de recurso de rescate de valores solidarios y de reconstrucción del tejido social.

Pero los "fríos" números que han disparado sus afirmaciones son de por sí profundamente rescatables y valorables, ya que entre censo y censo, es decir entre la brutal crisis del 2001 y el año 2010, esas estadísticas revelan tanto el costo social que había significado el neoliberalismo como la reparación progresiva y sostenida producida desde el gobierno de Néstor Kirchner en adelante.

Ya que decir que el 98,2% de los niños entre los 6 y los 11 años en el Chaco se encuentran escolarizados lo que significa un 7,4 de incremento con relación al Censo 2001, o referir el aumento de 15,8 puntos de asistencia al nivel inicial con relación al mismo Censo, constituyen buenas noticias que implican políticas públicas dirigidas a tal fin.

El dato destacable es que en todos los niveles aumenta claramente la presencia de niños y jóvenes en las escuelas, pero ya que posa su mirada sobre los números del nivel secundario debería recordar que fue el impulso de ésta gestión nacional "populista" el que apoyó una nueva ley de educación nacional que terminara con los nocivos efectos de la ley federal de educación, el que desendeudó al país liberándolo de la tutela del FMI y posibilitando reorientar el 6,5% del PBI a educación, el que recuperó más de 5 millones de puestos de trabajo para que junto con la Asignación Universal por Hijo pudieran ser un piso desde donde hablar del acompañamiento de las familias a la trayectoria escolar de los hijos.

En nuestra provincia como ha dicho el ministro Francisco Romero "vamos a buscar a los que nos faltan", tanto desde la construcción colectiva de una Ley Provincial de Educación, como desde el debate curricular participativo y democrático a través de Congresos Pedagógicos para avanzar hacia la escuela que queremos y que necesitamos todos los chaqueños.

Por eso creamos más de 80 escuelas secundarias rurales, y por eso si bien los datos de hace casi dos años reflejan un aumento de 7,3% entre los que terminan sus estudios secundarios, no dudamos que la superación del 33% estipulado por la Constitución Provincial para educación que ha permitido tener entre 2008 y 2012 ciento diecinueve (119) escuelas secundarias más, entre otros logros, ha contribuido fuertemente a retener y promover a más niños y jóvenes en las aulas.

El incremento de la matrícula en el nivel secundario del 8,19% entre 2009 y 2011 refleja también el esfuerzo mencionado, siempre fortalecido por las políticas públicas que define el gobierno nacional, como el caso del programa Conectar-Igualdad. Vale aclarar que dichas iniciativas tienen el grado de universalidad y sustentabilidad previstas en virtud del rol protagónico asumido por el Anses, a partir de la recuperación de los fondos con los que especulaban las Afjp y cuya incorporación activa fue objetada en pleno por la oposición, que luego lamenta los costos sociales de las políticas que impulsa.

El gran desafío para todos los chaqueños, para toda la comunidad educativa, desde la ineludible responsabilidad del Estado con la escuela pública, es generar la nueva escuela, con diseños curriculares que den cuenta de los cambios que sufre el mundo y de las nuevas subjetividades que atraviesan a nuestros jóvenes, así como de las demandas y expectativas para lograr una inserción social plena y constructiva.

*Subsecretario de Articulación Interinstitucional del Ministerio de Educación del Chaco