Bueno 25ºC
74%
  Versión básica  
Seguinos
Actualidad 18/04/2012
Con el apoyo de la APTASCH y ATE

Luz Milagros: médicos piden que se dejen sin efecto las suspensiones
Se manifestaron frente a la Dirección del Perrando, en apoyo a las profesionales que fueron suspendidas. Meiriño salió a explicarles la situación y su punto de vista, pero no le gustó que una médica le reclamara con vehemencia por el caso de la residente sancionada, y se volvió a su despacho.

2 imágenes [Click en la imagen ver todas]
Meiriño dijo es una medida preventiva y transitoria
18042012181545.jpg
Compartí esta Nota

Un nutrido grupo de médicos del hospital Perrando se manifestó este miércoles en el patio del nosocomio, frente a la Dirección, en apoyo a las tres profesionales que fueron suspendidas en el marco del sumario iniciado por el caso de Luz Milagros, la beba prematura que lucha por su vida, luego de que al nacer fuera dada por muerta y estuviera 12 horas en la morgue del hospital.

Los médicos, adheridos a la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de la Salud del Chaco (APTASCH) y a ATE consideran que la suspensión de la pediatra neonatóloga, la tocoginecóloga y una residente de primer año, dispuesta por las autoridades del Ministerio de Salud Pública, es una medida de prejuzgamiento y condenatoria, teniendo en cuenta que la investigación sigue en curso y hasta el momento no se estableció sus responsabilidades en el caso.

Por su parte, el director del hospital, José Luis Meiriño, les manifestó que se trata de una disposición preventiva, transitoria y que de ninguna manera implica prejuzgamiento.

“Ustedes saben perfectamente que yo y el doctor Sabatinelli (Rafael, subsecretario de Salud) somos los únicos que salimos por los medios a defender al nuestro hospital y sus profesionales por este caso”, y agregó que él no estuvo del todo de acuerdo con la suspensión, pero que lo resolvieron las autoridades del ministerio.

"Hay que esperar que termine la información sumaria", afirmó y agregó que él tiene que cumplir con lo que establece la ley. "Si la ley dice que hay que separarlos, no se puede hacer otra cosa, no puedo ir en contra de lo que dice la ley", señaló.

Sin embargo, el diálogo en la asamblea, entre Meiriño y los representantes de la APTASCH y de ATE, se cortó cuando una joven médica le reclamó con vehemencia por la situación de la residente suspendida. “Es residente de primer año, se está formando en una especialidad, y esto la va a perjudicar en su futuro”, remarcó. A Meiriño no le gustó ese planteo, y se volvió a su despacho.