Resistencia Chaco
JUEVES 11 DE ENERO DE 2018
Gina, la colombiana que recorrió Sudamérica en moto
[11/01/18]
Pasó por Resistencia y nos contó su experiencia.

Gina Paola Sánchez Buitrago nació en Bogotá, Colombia, el 4 de abril de 1988. Es profesional en Negocios Internacionales, y en eso se desempeñó durante casi 10 años, trabajó en grandes y reconocidas empresas de Bogotá en el ámbito de Comercio Exterior.

Tenía todo lo que la sociedad impone para decir que era feliz: un lindo hogar conformado por sus padres y su hermana, un buen puesto laboral, un automóvil, una moto, su profesión terminada, era soltera y sin hijos. “Lo tienes todo me decían y yo, aunque feliz y agradecida con la vida, un día me di cuenta que algo faltaba, sentía que había nacido para algo más que trabajar, hacer dinero, salir el fin de semana y volver a iniciar la rutina los lunes. Sentía que mi corazón me pedía adrenalina, salir de la rutina”, señaló la colombiana.

De esa manera, “decidí dejarlo todo por tenerlo todo”, contó, y entre una y otra charla con ella misma, se dio cuenta que su corazón era viajero y que viajar por el mundo era la profesión que le llenaba el alma. “Tenía claro que esta no me llenaría de títulos las paredes de mi casa, ni tampoco reconocimientos y mucho menos ganancias económicas. Sin embargo, esta profesión me haría feliz y para mí eso era más que suficiente”, dijo.

Su compañera de viaje fue “Callita”, una Yamaha Fazer 150 versión a inyección, la cual compró para el viaje. Hasta hoy lleva recorridos casi 60.000 kilómetros de todo tipo de ruta. “La ruta me hizo muy fuerte y el viajar con bajo presupuesto me hizo volverme hasta “mecánica”. Hoy yo misma le hago el mantenimiento a mi moto, porque reduzco costos y porque descubrí que me gusta mucho”, señaló.

Su camino inició en Bogotá el sábado 1 de agosto del 2015 junto con dos compañeras, pero por ciertos motivos personales la ruta con ellas fue muy corta. Fue en Cali donde inició su viaje en “solitario”, pero siempre se fue cruzando con otros viajeros para compartir ruta, casas de familias, entre otras. “Mi meta principal era llegar al famoso fin del mundo en Argentina, Ushuaia. Pensaba demorarme un año y volver. Sin embargo, en el camino descubrí que la pasión por las motos y los viajes era tan grande que vivir viajando era lo que deseaba hacer, al menos hasta que mi corazón y mi cuerpo me pidieran lo contrario”, remarcó.

AMIGOS CHAQUEÑOS

Cuando iba bajando, en Brasil, conoció a Fran, un viajero de Resistencia, con quien compartió varios tramos de ruta y fue la persona que le enseñó a hacer artesanía, lo que hoy en día es parte importante del sustento económico de su viaje. “Con él recorrimos el sur de Brasil y fue junto con su familia en Resistencia que pasé mis primeras fiestas de Navidad en el 2015; fue en ese momento en el que tuve mi primer contacto con el Chaco. Aprender de su cultura, sus costumbres y amoldarme a las altas temperaturas son de las cosas que más recuerdo”, mencionó.

Finalmente, llegó a Ushuaia. Luego, comenzó su ruta de regreso. En este momento, se encuentra subiendo hacia Colombia, y esta semana volvió a pasar por Resistencia. “En mi paso hacia Paraguay volví de nuevo a Resistencia, donde me encontré con amigos que conocí hace dos años y junto con Pablo Imhoff, otro viajero argentino en moto, el domingo 7 de enero en la plaza 25 de Mayo hicimos un encuentro con los seguidores del viaje de él y del mío; fue una linda tarde llena de risas, charlas, tereres acompañada siempre del calor humano de la gente”, sostuvo Gina.

“En Resistencia me encontré con personas con un corazón gigante siempre dispuestos ayudar y a dar lo mejor al visitante, vi la ciudad muy cambiada y la sentí más segura y con mejor infraestructura. También encontré mucha solidaridad y hermandad entre los grupos de motociclistas, están todos muy unidos, siempre buscando un bien común y dando lo mejor de cada uno para que el visitante se sienta a gusto. Me gustó mucho ver el poder que tienen para generar cosas grandes y positivas”, detalló.

¿CÓMO SUSTENTA SU VIAJE?

Ya pasaron más de dos años desde que inició esta aventura y viaja con un presupuesto muy reducido. Actualmente, no cuenta con ningún tipo de patrocinador. En su moto carga todo el equipo de camping lo que le permite reducir las cuentas, acampa en vez de pagar hoteles; cocina en vez de pagar en restaurantes; en el camino aprendió a hacer artesanías y es con esto que se sustenta parte de su viaje.

También tuvo diferentes trabajos temporales que le permitieron sumar kilómetros a este sueño y hace 8 meses inició dando charlas a grupos de motociclistas, quienes con un aporte voluntario y con sus comparas apoyan el viaje.

Facebook: El mundo de Gina
Youtube: El mundo de Gina
Instagram: elmundodegina_

x